ABUELOS Y NIETOS RECORREN TENTUDIA.


Antiguos senderos que a diario recorrían campesinos y ganaderos a lomos de sus bestias para desarrollar sus labores agrícolas en los campos de Tentudía. Angostos caminos y primitivas vías pecuarias recluidas entre escultóricas paredes empedradas, por las que hasta no hace mucho transitó el ganado que pasta en las bellas y excepcionalmente conservadas dehesas del sur de nuestra región. Caminos que los mayores de este territorio conocen como la palma de su mano y que ahora, gracias a una iniciativa surgida desde el programa de dinamización deportiva de la Mancomunidad de Tentudía, han compartido con sus hijos y con sus nietos.

Se trataba de diseñar una actividad capaz de conjugar ejercicio físico, convivencia entre vecinos de distintas localidades, y lo más importante, el fomento de las relaciones intergeneracionales. Es aquí donde realmente radica la originalidad de esta ruta de senderismo para cuya organización se realizó una campaña informativa en todas las localidades de la comarca, haciendo especial hincapié en la participación de abuelos que quisieran ir acompañando a sus nietos mayores de ocho años.

 

Recorrido

Las adversas condiciones climatológicas que acompañaron el recorrido por los entornos naturales de Segura, Fuentes y Bodonal no impidieron que alrededor de un centenar de vecinos de las diferentes localidades que forman parte del territorio de Tentudía se dieran cita en la gasolinera de Fuentes de León, punto de partida de esta interesante iniciativa. Ni siquiera la lluvia fue obstáculo para que niños y mayores compartieran una jornada inolvidable, marcada por la armonía de una placentera caminata marcada por los sugerentes y sabios consejos de los abuelos sobre los usos y manejos que desde siempre se dieron en estas tierras para su conservación. La caminata, con dirección a Segura de León, comenzó tras la obligada visita a las cuevas de Fuentes. Alto en el camino y breve receso para visitar la ermita del Cristo de la Reja, antes de tomar rumbo hasta la cercana localidad de Bodonal de la Sierra, donde se visitó la ermita de Nuestra Señora de Flores y la plaza de toros. La organización ideó dos rutas, de dificultades baja y media, con un total de 8 y 15 kilómetros respectivamente, para que todos, cualquiera que fuera su edad pudiera recorrer plácidamente naturaleza.

La jornada finalizó con la degustación de una garbanzada compartida entre todos los participantes, que antes tuvieron la oportunidad de visitar el Centro de Interpretación de la Orden Franciscana de Segura de León. Desde la organización de esta actividad se ha valorado de manera muy positiva por el interés y la amplia participación de vecinos de la comarca.

Abuelos y nietos recorren Tentudía

La lluvia no impidió el éxito de esta original iniciativa intergeneracional.

Deja un comentario