¿Acabara el movil con la esencia del senderismo?

Publicado en http://www.xatakamovil.com,  por Anna Marti.

 

Senderismo con smartphone

 

Desde hace algunos años ha habido una especie de boom con los chips de GPS y algunas actividades deportivas y de ocio. La cada vez mejor precisión con la que miden nuestra posición y los trayectos que realizamos resultan de mucha utilidad para tener un control de nuestra actividad puntual o bien en los casos en que realizamos un seguimiento y vemos la evolución. Uno de estos casos es la práctica del senderismo.

Se trata de una actividad muy extendida y común, en gran parte por poder iniciarse fácilmente desde cero y, en principio, no suponer una inversión muy elevada más allá de ropa cómoda y zapatillas adecuadas si es que no las tenemos ya. Otra ventaja es que podemos empezar desde el esfuerzo físico mínimo e ir aumentando gradualmente conforme nos encontremos a gusto.

En este sentido es donde puede ayudar la tecnología, en el registro de varios parámetros que aporta la información empírica más allá de esos sensores internos nuestros algo más subjetivos que nos reportan los datos en forma de cansancio o el dolor de pies. Y respecto a esto, el smartphone se ha ido haciendo su lugar desde que anteriormente los senderistas llevasen relojes especializados e incluso los casi extintos netbooks.

Pro-smartphone vs. Anti-smartphone

No obstante, con respecto a la tecnología, como en casi todos los ámbitos, hay dos vertientes. Nos hemos puesto en contacto con algunos senderistas de antigüedad variable (principiantes y avanzados) y por un lado había quien se mostraba algo más reacio a utilizar el smartphone, llevando el teléfono en la mochila para usarlo como tal si es necesario, frente a quienes sí le sacaba partido, al menos con alguna app de tracking y para localización.

Los primeros, los “anti-smartphone”, comentan que no tienen la necesidad de ver el registro de cada ruta porque suelen conocerla aproximadamente de antemano, por recomendaciones o por hacer consultas previas desde el ordenador, en sitios como Wikiloc. Quizás por motivo generacional, no comparten esa ilusión o curiosidad de quien inicia la actividad en cuanto al registro de kilómometros.

Senderismo

De hecho, la moda de la cuantificación, con su boom más allá de smartphones con las pulseras fit-trackers, empezó hace relativamente pocos años y enfocada (aunque no estrictamente) a las carreras, y muchos de estos senderistas ya llevaban años practicando la actividad previamente a esta moda. Es por esto que haya casos en que no se haya contagiado este uso del smartphone y hayan seguido tirando de memoria “natural” para registrar sus rutas, y para ellos la aparición del smartphone no ha supuesto apenas cambios en la actividad.

Caso aparte son los que reniegan de “la tecnología” casi per se, en esencia, por el hecho de apartar la mirada del paisaje o al parar la ruta por hacer fotos (bien del paisaje o bien autofotos). Algo que hemos tratado con anterioridad y que, si bien no es algo general y menos tratándose de una actividad con un importante componente visual, existen casos extremos en que la distracción afecta incluso al resto del colectivo, como el hecho de usar palos de selfie.

Los segundos, los “pro-smartphone”, sí suelen usar apps que registran el recorrido, y aquí hay bastante variedad. A grandes rasgos, los principiantes suelen recurrir a apps que registran posición y recorrido como Runkeeper o Endomondo, en sus versiones gratuitas (sobre todo si la usan para registrar otras actividades o la usaban previamente). De esta manera ven su progreso ruta a ruta y hace las veces de diario, pudiendo consultar salidas anteriores.

Senderismo

Quienes llevan algo más de tiempo y practican rutas con una inclinación media-alta suelen optar por apps que tienen en cuenta este parámetro y registran la altitud. Recurren a apps algo más completas que almacenan mapas para navegación offline o permiten visualizar el terreno con más detalle, así como exportar los datos o guardar las rutas marcando los propios puntos de interés y marcadores.

Contadores de kilómetros

Si el interés se centra en la distancia recorrida, ya sea a nivel de cada salida como acumulativo, es habitual utilizar apps como Endomondo, Runkeeper o Runtastic, todas con una versión gratuita y en varias plataformas. Apps quizás más conocidas por ser usadas al salir a correr (un deporte cuya moda impulsó que la creación de hardware y software específicos), pero que sirven para registrar gran variedad de actividades deportivas.

Runkeeper, Endomondo y Runtastic Pro

Todas están disponibles en español, tanto la app como los paquetes de voz, y tienen una interfaz similar en cuanto a navegación, así como la posibilidad de consultar el historial en la web. Las diferencias que podemos destacar son que Runkeeper potencia algo más la parte social y que Runtastic sí registra la altura, si bien algunos parámetros sólo están disponibles en la versión Pro (elevación máxima, ritmos cardíacos, deshidratación).

Runkeeper | iOS, Android
Endomondo | iOS, Android, BlackBerry, Windows Phone Runtastic (gratuita) | iOS, Android, Windows Phone

Mapas offline y registro de rutas

Estas apps son más específicas y completas de cara a registrar las rutas, siendo algunas de ellas bastante conocidas como Wikiloc u OruxMaps. Éstas en concreto tienen versión gratuita y están en español, pudiendo descargar algunos mapas para navegar sin necesidad de conexión. De la primera os hablamos hace un tiempo (y se han dado las actualizaciones previstas en el momento), se trata en sí de una base de datos con las rutas que los usuarios van subiendo, ya sea para senderismo, correr o bicicleta, y es una referencia común a la hora de hacer consultas previas a la salida.

OruxMaps también está bastante extendida, ya que es gratuita y muy completa, con muchísimas opciones tanto de visualización (puntos de geocatching, mapas 3D, etc) como de registro, pudiendo ver multitud de parámetros en cada trayecto divididos en fase de ascenso y de descenso. También nos crea gráficas comparando altitud, velocidad, pendiente o los latidos (de registrarlos). También permite registros multitracking (varios usuarios).

Oruxmaps para Android

Otras apps de este estilo son BackCountry Navigator para Android, también muy completa (aunque de navegación algo más confusa en parte por la traducción parcial) y con versión gratuita de prueba (la versión Pro vale 11,99 euros), MapMyHike (para iOS, Android y BlackBerry), que permite registrar el calzado para llevar un seguimiento del desgaste, y GeoMeter para Windows Phone por 1,99 euros (puede probarse), aunque nos dio algunos errores al grabar las rutas (algo que no ocurrió ni en Endomondo ni en Runtastic).

MapMyHike para iOS, Background Navigator para Android y Geometer para Windows Phone

Altímetros y brújulas

Si preferimos no ir siguiendo la ruta con una de estas apps como hacemos con el navegador al ir en coche o simplemente no tenemos una definida, podemos simplemente optar por usar la brújula. Algunos sistemas operativos llevan una app preinstalada, pero existen aplicaciones específicas que son brújulas con alguna opción más, como Commander Compass Lite para iOS, Brújula Smart Compass para Android o Compass para Windows Phone.

Commander Compass para iOS
Commander Compass

Si queremos conocer la altura a la que nos encontramos, existen también apps exclusivamente para este propósito. Un ejemplo es el altímetro de Runtastic, con versión gratuita o de pago (para iOS y Android, no la hay en Windows Phone en este caso), que nos muestra tanto la altura como la temperatura, velocidad, coordenadas GPS e integra una brújula básica.

Runtastic Altimeter para Android

Otras apps que nos pueden ser de utilidad

Si somos de los “pro-smartphone” (y de los que va más allá del tracking), usaremos nuestro dispositivo como cámara fotográfica y estación meteorológica. En este sentido pueden venirnos bien apps como Rainalarm, un complemento a la app del tiempo del sistema muy útil para prever los chubascos y cambiar la ruta a tiempo.

Rainalarm

Si nos gusta fotografiar o directamente planificamos la salida para realizar las fotografías en una determinada situación lumínica (amanecer, anochecer, etc.), nos serán de utilidad apps como Lumy para iOS (por 1,99 euros), Exsalte Golden Hour para Android o Magic Hours para Windows Phone. Estas aplicaciones nos indican la duración de las franjas horarias en cuanto a la luz (hora azul, hora dorada, etc.) y nos ayudan a planificar la ruta.

Accesorios que nos pueden interesar

Según cuál sea nuestro perfil y de qué manera cojamos esta afición, pensaremos en invertir más o menos en cuanto a material. Una vez tenemos lo esencial para nosotros mismos (es decir, ropa adecuada, calzado y bastón o instrumentos similares si lo requerimos), puede que también nos interese adquirir algún complemento para llevar nuestro smartphone de una manera más accesible o de cara a las fotografías. Estos son algunos ejemplos habituales:

  • Batería externa: sobre todo si van a ser excursiones largas. La localización activada de manera constante y las pocas fotos que podamos hacer van a suponer un consumo extra, así que no es mala idea llevar una de éstas, que podemos encontrar a buen precio en algunas tiendas online.
  • Brazalete o cinturón: se venden en tiendas de deporte o accesorios para móvil. Aunque la ropa y las mochilas para senderismo y montañismo suele llevar gran cantidad de bolsillos, si no es nuestro caso o usamos el móvil para otras actividades como correr o ciclismo puede sernos útil.
  • Mini trípode: ya sea para la típica foto de recuerdo (sobre todo si vamos con un grupo) o bien si somos aficionados a la fotografía. Desde hace tiempo existen trípodes de tamaño pequeño y poco peso que podemos llevar en la mochila sin problemas, bien sea el tradicional y más sencillo (tres patas rectas) o el de patas con rótulas (estilo GorillaPod).
  • Auriculares: sólo como sugerencia, porque esto puede resultar casi ofensivo para los amantes del sonido de la naturaleza. Si nos gusta andar y escuchar algún tipo de música o podcast llevar unos auriculares puede ser una buena idea, y es posible que nos resulte más cómodo si son inalámbricos, ya que evitaremos que se enganche el cable con ramas y que moleste si hace viento.

Como siempre, es cuestión de cada uno hasta qué punto queremos usar nuestro teléfono móvil en nuestras actividades de ocio, pero es innegable el hecho de que los desarrolladores han tenido a bien dedicarse a crear productos de gran utilidad para realizar nuestras excursiones así como prepararlas. Gracias a ello tenemos mapas, GPS, seguimiento, brújula, linterna, cámara y mucho más en el bolsillo a disposición en todo momento.

Así, el smartphone supone una fuente de información extra de nuestra actividad sin que nos suponga (según lo que exijamos) un gasto considerable y con apps que, si no son fáciles a priori, podemos ir aprendiendo a medida que nos familiarizamos también con la actividad y sus términos.

En Xataka Móvil | Mi móvil cuando hago senderismo: guía imprescindible de aplicaciones y trucos
En Xataka | Los 11 viajes que puedes hacer si lo que buscas es desconexión total de internet

 

Deja un comentario