ALAVA. 415 KILOMETROS POR LA SENDA DE LOS PASTORES.


Sobre el papel, dibuja una especie de cerco de desiguales formas que sale de Álava por tres de sus costados, todos salvo el Sur. Es la senda del pastoreo, un camino natural de 415 kilómetros que evocará el milenario manejo del ganado y que podrá recorrerse de forma ininterrumpida.

 

Todas las zonas por la que atraviesa pertenen a la Red Natura 2000, lo que le confiere una calificación de especial protección medioambiental y paisajística. Pese a que gran parte de la senda pasa por la provincia de Álava, también toca territorio navarro, guipuzcoano, vizcaíno y burgalés.

 

El proyecto nació de la mano de la Fundación Naturgintza. Pese a que en un principios se reunieron las tres diputaciones vascas, fue la alavesa la que tomó la iniciativa en 2006. En un principio, la senda sólo se circunscribía a la provincia (268 kilómetros), pero el Ministerio de Medio Ambiente pidió ampliarlo a territorios limítrofes bajo el compromiso de ejecutar y financiar todo el proyecto, que ha sido redactado por el equipo técnico del Ejecutivo foral.

Con las obras de mejora ya adjudicadas por el Gobierno central, los trabajos comenzarán a principios del próximo año y se prolongarán hasta 2011, con un periodo de ejecución de dos ejercicios. El presupuesto, por su parte, es de 1,7 millones. La cuantía no es excesivamente alta porque la mayor parte de las mejoras corresponden a obras menores de acondicionamiento.

El trazado atravesará los ocho parques naturales del entorno. La sierra de Aralar, Aizkorri-Aratz, Urkiola, Gorbea, Valderejo, Izki y Urbasa. También cruzará parajes de especial protección e interés comunitario como los Montes de Vitoria o Sierra Salvada.

A la senda de los pastores irán a parar la mayoría de paseos verdes ahora trazadas por la Diputación con el propósito de «vertebrar» todo el territorio. La senda, además, también estará conectará con la ruta del vasco-navarro en la zona de Antoñana.

Deja un comentario