ALEGACIONES AL PROYECTO DE LA VARIANTE ESTE DE ALCALA

ALWADI-IRA,  alega que el  insuficiente trafico y el alto coste  no justifican esta obra.

Alwadi-ira – Ecologistas en Acción, presenta alegaciones al proyecto de carretera variante este de Alcalá. Con nuevo puente sobre el Guadaíra en la zona de Marchenilla- Gandul.

Una obra de dudosa legalidad, con un tráfico insuficiente para justificar su alto costo ( 15 millones de euros, unos 2.500 millones de las antiguas pesetas).

Ante la inhibición del Ayuntamiento de Alcalá, defendemos en su nombre el cumplimiento de las Ordenanzas de protección de las zonas no urbanas del actual PGOU de Alcalá de Guadaíra.

Este proyecto propone la construcción de una carretera que desde la zona de La Hacienda La Boticaria, atraviese el escarpe de los Alcores por el sitio conocido como Rincón de Alcalá, la construcción de un puente atravesando el rio Guadaíra en los molinos de Marchenilla hasta unirse con la carretera de Morón en el Junco.

Denunciamos posible ilegalidad de las Obras actuales:

Resulta cuando menos inquietante que se estén ejecutando ya las obras de trazado y firme de dicha carretera cuando aún el Proyecto está en fase de alegaciones. El Proyecto incluye un Estudio de Impacto Ambiental que resulta inutil, pues al encontrarse en ejecución, una importante carga de los Impactos Ambientales están hechos, dejando poco o ningún margen a propuestas o alegaciones tanto sobre el trazado como sobre las condiciones materiales del mismo.

Respecto del tramo 1, ya en ejecución, el Proyecto, sometido a alegaciones, es una ficción, cuando no una justificación o pretensión de darle cobertura legal a una actuación concreta que no la tiene. Dichas obras carecen de un Proyecto y de su correspondiente Estudio de Impacto Ambiental, encontrandose en la ilegalidad su ejecución.

Un grave error de cálculo en los costos sociales del proyecto:

La Ley obliga que los Proyectos de carreteras justifiquen la necesidad de la misma por el volumen de tráfico que la utilizaría y por los costos económicos para el Estado y para los ciudadanos por el uso de la misma. Si la nueva carretera no supone un ahorro de dinero para los ciudadanos, la carretera no debe hacerse.

El ahorro para los ciudadanos se calcula por los kilómetros que se ahorrarían al utilizar la nueva carretera, y lo que esto supone en ahorro de gasolina, aceites, desgastes, mantenimiento de los vehículos.

El Proyecto “supone que el tráfico que recogerá la Variante Este de Alcalá de Guadaíra a su paso por Alcalá de Guadaíra será principalmente el tráfico que circula por la A-392 (carretera de Dos Hermanas a Alcalá) ” Pero el Estudio del Trafico que acompaña al Proyecto ha “olvidado” la SE-40, ya en construcción y que será la principal alternativa, pues todo el tráfico que vienen o va a Dos Hermanas desde La Zona Industrial de Alcala o desde las zonas comerciales de Los Alcores (Venta la Liebre ) y el que transita hacia Mairena-Viso-Carmona, le conviene mucho más la SE-40, por cercanía, calidad y multiples destinos que la carretera proyectada.

Hay un grave conflicto entre la Administración Autonómica, promotora y financiadora de la Variante proyectada y la financiación, uso y construcción de la SE-40 (Estatal). Llegamos al absurdo y al despilfarro de contar los mismos vehículos para dos Proyectos distintos que ciertamente compiten. Uno en construcción, la SE-40 y otro Proyectado, la Variante Este de Alcalá.

El estudio económico que acompaña al Proyecto tiene un error de cálculo de un orden de mágnitud (han corrido mal una coma). Dice el proyecto que el costo completo de un vehículo cuando va por la futura Variante Este, sería de 9 centimos de euro y si atraviesa Alcalá de 1.10 euros. Eso significa que los coches gastan 0,009 ¤ para recorrer un kilómetro por la Variante (con 9 milésimas de euro no se compra ni gasolina para un mechero). En realidad querían decir 90 centimos de euro, o sea, casi 1 euro al seguir la Variante y 1.10 ¤ al atravesar Alcalá. Con ese error descomunal, le salen unos cálculos de costos absurdos.

Al hacer los cálculos con las cifras reales se comprueba que es más económico no hacer la carretera, incluso aunque no se construyera la SE-40 y todo el tráfico siguiese atravesando Alcalá, cosa que afortundamente mejorará mucho con la SE-40 en construcción.

El dinero de todos en beneficio de unos pocos:

El uso de esta Variante si sería de interes para las urbanizaciones de la zona sur de Alcalá, alrededor de la zona conocida como la Pirotecnia y la Boticaria.

Manifestamos las dudas legales sobre la naturaleza última de este Proyecto que siendo financiado con fondos públicos va a dar infraestructuras y servicios a un desarrollo local cuyos beneficiarios más directos serán los promotores inmobiliarios.Con el dinero de todos los contribuyentes estaríamos ahorrando enormes cantidades a particulares que se embolsarían unos beneficios que no es fruto de su actividad sino de la actividad pública costeada entre todos. La legalidad de esta actuación es más que dudosa.

Respeto al territorio, al medio ambiente, al paisaje, al patrimonio forestal, arqueológico e histórico:Las vías pecuarias y caminos atravesados por esta carretera deben ser en altura para no impedir el tránsito por los mismos de las personas y vehículos agrícolas.

– Los caminos locales, que tienen una larguísima tradición de usos como sus propios nombres detectan (Marchenilla, de los Palacios, Maestre, etc.) forman un entramado que está indeleblemente unido a la estructura del territorio y sus usos por los humanos. Es un patrimonio material tan valioso e identitario como un castillo o un palacio. Es preciso conservar la trama de caminos rurales del territorio afectado. Esto requiere de las actuaciones necesarias para conservar la utilidad y usabilidad de los mismos para peatones, tracción animal, bicicletas, tractores, y otros vehículos que actualmente los utilizan. Esto se puede materializar dotando a estos cruces de pasos a distinto nivel, primordialmente en los caminos citados en las fichas correspondientes del propio Estudio, que van desde el camino a Cuesta Carretilla al de Santa María y al de la Granja.

– Aprovechar el trazado del Tramo 1 para dotar dicho tramo, que según el actual PGOU, es el borde o límite del suelo urbano como excelente víario para carriles bicis y sendas peatonales. Prevéase dicha circunstancia en el diseño definitivo de este trazado.

– Los cruces con las Vías Pecuarias, como la colada de Pelay Correa en el Tramo 1, y otras como la colada de Marchenilla en el tramo final, deben respetarse en su integridad y desde luego hacerse a distintos niveles. E igualmente deben arbitrarse las medidas adecuadas para impedir el trasvase de vehículos desde la carretera a la vía pecuaria y viceversa, a fin de impedir los efectos destructivos de los vehículos rodados como motos, quad, todoterrenos, etc. sobre el territorio.– La repoblación de arbolados y setos como pantallas vegetales junto al trazado de los viales debe incorporarse a lo largo de todo el trazado de la misma y en ambos lados de la calzada, con ampliaciones o ensanchamientos cada cierto espacio.?? El trazado de este viario, en su Tramo 3, es una ampliación no prevista en el PGOU de Alcalá y es una alternativa desechada en ocasiones anteriores por su alto costo, su fuerte impacto y sus escasos frutos para la ciudadanía. No parecen existir nuevos argumentos para su ejecución.

– No es aceptable la destrucción o acogotamiento del Molino de la Boca, que el propio Estudio contempla. Así como la afectación o destrucción también del yacimiento arqueológico Arroyo de Marchenilla. Ni se puede aceptar la destrucción del pinar junto al camino de Cuesta Carretilla, zona protegida en el Actual PGOU de Alcalá. En cualquier caso es imprescindible un trazado que respeta la integridad del pinar.

– No se evalúa sicientemente el efecto sobre la Biodiversidad del Proyecto. Toda carretera compartimenta el territorio obstaculizando la mobilidad de las especies.

– El paisaje no es valorado con suficiente detalle. La singularidad paisajística que supone el Escarpe de los Alcores, (existe figura de protección del mismo por la Diputación Provincial que no es recogida, así como resoluciones de acuerdo Plenario del propio municipio solicitando de la Junta de Andalucía la protección del mismo) requiere de su preservación.- No contempla los efectos de los vientos dominantes y por tanto los efectos sobre la contaminación aérea que el tráfico que atraviese la carretera objeto de estudio generaría para las zonas habitadas de la ciudad de Alcalá y suciudadanía.

– No se prevén actuaciones para evitar el efecto de la carretera sobre las actuales protecciones del territorio incluidas en el PGOU de Alcalá, máxime cuando el trazado atraviesa zonas de protección por razones paisajísticas, forestales, ambientales, y en especial los efectos sobre una zona de singular interés morfológico y paisajístico como es el Escarpe de los Alcores, afectado de lleno y el Río Guadaira y su cauce en una zona de encauzamiento del mismo hacia su entrada para atravesar los Alcores.

Alegación en nombre del Municipio:

Entre la documentación del Proyecto aparece una carta de la empresa redactora Dintra5, dirigida al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra solicitandole información de las condiciones económicas y situación del actual ordenamiento del territorio en la zona afectada y las opiniones del municipio sobre el proyecto.

La carta con fecha 9 de enero, literalmente le recuerda al Ayuntamiento de Alcalá que aún no ha contestado una petición anterior en el mismo sentido.

Por toda documentación aparece en el expediente del Proyecto como pretendida contestación, un correo electrónico de una particular, con simples datos socioeconómicos y algún borroso mapa. Bajo ningún concepto administrativo puede considerarse ese correo electrónico la contestación del Ayuntamiento, dado que no reune ni las formas ni el fondo; un correo electrónico no tiene ninguna virtualidad administrativa y menos de un particular, de quien desconocemos su condición de funcionario o no y por tanto su capacidad para emitir informes de este tenor. Podemos afirmar pues que no existe respuesta institucional del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra.

Este colectivo que subscribe estas alegaciones, habiendo pasado desde el 9 de enero más de los 30 días a que hace referencia el Artículo 68, de la Ley 7/1985 Reguladora de las Bases del Régimen Local, apartados 2, 3 y 4 sin que el Ayuntamiento haya manifestado ninguna opinión o posición expresa sobre el Proyecto que alegamos, y no habiendo ejercido de facto la defensa de sus bienes y derechos que por legalidad les corresponde, nos acogemos a los apartados citados del Artículo 68 de la Ley 7/1985 y ejercemos el derecho que como ciudadanos de pleno derecho y con plena capacidad de obrar nos otorga dichoartículo y en ese sentido hacemos la siguiente Alegación en nombre del Municipio:

– El Proyecto en cuestión debe ajustarse a las Ordenanzas de usos permitidos que se incluyen en el PGOU actualmente vigente para la protección de las zonas afectadas y que están clasificadas en nuestro Plan General de Ordenación Urbana como Protegidas por Interes Paisajístico, Forestal, Ambiental o Agrícola. E igualmente debe quedar protegido el patrimonio arqueológico y monumental clasificado e inventariado en el PGOU de Alcalá de Guadaíra actualmente vigente.Consideración final:

Ante una obra de estas características, que los ciudadanos pagamos, por mediación de sus gobernantes, se hace preciso un concienzudo análisis no solo de su viabilidad e impactos, sino también de su NECESIDAD. Queda acreditada la innecesariedad de la obra e incluso la dudosa legalidad de la misma. Esta obra prevista no justifica su alto coste y los inevitables y graves efectos sobre el entorno.

En este sentido, sin argumentos de peso suficiente, nos sumamos a la opción de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que en su escrito de febrero de 2004, y que consta en el Estudio del Proyecto, propone la Alternativa 0:No realizar la obra del Tramo 3, por todos los argumentos y alegaciones expuestos, por el alto coste e impacto sobre el entorno, patrimonio, medioambiente, y paisaje de nuestra ya maltratada ciudad. No deseamos convertir el Alcor en un segundoAljarafe.

Además, se producirán con la construcción de la carretera, como suele ser usual, unas tensiones urbanísticas y las consiguientes presiones para la recalificación de los terrenos colindantes a la misma en las zonas más sensibles de Alcalá. No queremos que nos conviertan el Alcor en un segundo Aljarafe.

Creemos existen otros usos prioritarios del transporte en nuestra Zona de Alcalá que el aquí proyectado. Esos 15 millones de euros (2.500 millones de pesetas) del Proyecto de Variante, podrían servir para enlazar con un eficiente transporte colectivo (tranvía, metrotren, etc) Alcalá y dos Hermanas, sus ciudades y sus zonas industriales, generando unas sinergías entre las dos zonas de mayor densidad industrial de la provincia.

O dotar del suficiente fondo al Plan de Recuperación Integral del RíoGuadaíra, eternamente postergado.Alcalá de Guadaira, mayo del 2007Sociedad Ecologista Alwadi-ira-Ecologistas en Acción. Apdo. Correos, 226. Alcalá de Guadaíra 41500 Teléfono: 600033033, CORREO ELECTRÓNICO: alwadi.ira@gmail.com web: http://alwadi-ira.org

Fuentes y Fotos: Sociedad Ecologista Alwadi-ira

Deja un comentario