BURGOS. PARALIZAN LAS OBRAS DE UNA ROTONTA EN LA CAÑADA TORONEGRO.


Paralizan las obras de construcción de una rotonda en la cañada Toronegro.

Agentes medioambientales tomaron esta decisión al no ser presentada la autorización.

Los agentes medioambientales de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos paralizaron cautelarmente el jueves las obras de construcción de una rotonda a la altura del Hostal Restaurante El Ventorro, con entrada desde la N-122, y que estaban afectando al trazado de la cañada denominada Cordel de Toronegro, en el término municipal de Aranda de Duero.
Tras percatarse de la actuación, responsabilidad de la empresa Arpape y promovida para dar servicio a Bodega Torremilanos, los agentes requirieron al responsable de las obras la correspondiente autorización administrativa para realizar estos trabajos. Al no ser presentada, «y dadas las continuas agresiones e invasiones que ha sufrido esta cañada», decidieron tomar la medida inmediata de paralización de las obras para que la vía pecuaria, bien de dominio público, no se viera afectado.

Esta detención tendrá efecto mientras la empresa no obtenga las correspondientes autorizaciones administrativas de la Junta de Castilla y León.
En la actualidad, esta cañada se encuentra clasificada y el trazado de la misma fue aprobado por una Orden Ministerial de 9 de abril de 1953 y publicado en el Boletín Oficial del Estado el 24 de abril.

En el seno de la Bodega Torremilanos ha causado estupor la decisión de paralizar las obras que estaban realizando con el doble objetivo de facilitar el acceso a sus instalaciones y evitar que se convierta en un aparcamiento incontrolado de camiones que, al disminuir la visibilidad, dificultan la incorporación de los vehículos que salen hacia la N-122.

La razón de la sorpresa estriba en que la actuación cuenta con todos los permisos de Fomento, que se tramitaron hace más de un año y, ante el temor de que hubieran caducado, se renovaron el pasado mes de mayo. Incluso, señaló Pilar Pérez de Albéniz, propietaria de la elaboradora, el proyecto se ha realizado siguiendo las directrices que les han marcado los técnicos de este departamento.
Albéniz no descartó que pudiera existir algún conflicto entre Fomento y la Consejería de Medio Ambiente, responsable de las vías pecuarias, pero apuntó que pudiera haberse producido por un problema de comunicación entre ambas administraciones ya que ellos cuentan con todas las autorizaciones que han solicitado.
En cualquier caso, indicó la propietaria, de inmediato se pondrán en contacto con la Administración regional para ponerle en su conocimiento los trámites efectuados hasta ahora y los permisos obtenidos y confió en que, en un plazo no demasiado largo, pueda reanudarse la actuación.    

Deja un comentario