CAMINOS DE GANADO QUE YA NO LO SON.


RAÚL DOBLADO

CAMINOS DE GANADOS QUE YA NO LO SON.  

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">

La Ley de Patrimonio de Andalucía establece que «las vías pecuarias y caminos rurales son bienes de dominio público destinados principalmente al tránsito de ganado y comunicaciones agrarias». Aunque parezca extraño a muchos, esos caminos rurales se siguen usando hoy en día no tan lejos de las zonas urbanas. Es usual ver rebaños de animales en la dehesa de Tablada pero sobre todo, cuentan, en la zona del límite urbano entre Sevilla y Alcalá de Guadaíra. Hay quien llega a señalar que hasta 500 hectáreas del término municipal de Sevilla fueron en su día vías pecuarias para facilitar la trashumancia de animales.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">El desarrollo urbano de la ciudad hizo que desaparecieran muchas de ellas bajo el alquitrán de nuevas vías de circulación. Es el caso de conocidas calles avenidas de nuestra ciudad, como la avenida de La Palmera y su conexión con Bellavista, la avenida Luis Montoto, la avenida de Coria y calle San Jacinto, calle Castilla y San Jorge o la carretera Su Eminencia.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">El desarrollo urbanístico de Sevilla no se enfrenta sólo a la falta de dinero debido a que el anterior Gobierno destinó las partidas para urbanizar terrenos a otras actuaciones sino también a un «olvido» en el planeamiento que supone un nuevo obstáculo. La asociación Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia ante los tribunales que podría provocar la nulidad de muchos planes urbanísticos, alguno de ellos ya en obras. La razón es que no se habría cumplido la ley al no deslindar, desafectar ni reservar nuevo espacios al invadir el desarrollo previsto las vías pecuarias.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">La denuncia de los ecologistas hace relación, de momento, a siete planes urbanísticos pero podría ampliarse hasta alcanzar a una treintena y con ello pone en riesgo el desarrollo urbanístico de la ciudad. Desde el Ayuntamiento de Sevilla, se reconoce el hecho pero, tras recordar que hasta 2010 era responsabilidad de la Junta de Andalucía resolver esta cuestión de las vías pecuarias, resalta que hace meses que está trabajando con la administración autonómica para resolver un problema que, incluso, podría conllevar indemnizaciones.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">Los hechos, según la denuncia de Ecologistas en Acción, son claros y tienen como principal consecuencia una pérdida de suelo de carácter público. La protección de estos espacios se establece en una ley de 1995 según la cual quedaban exceptuadas aquellas en las que se hubieran visto afectadas por obras públicas realizadas antes de esa fecha; a partir de entonces los tramos de vías pecuarias que discurrieran por suelos clasificados como urbanos o urbanizables debían ser desafectados de su uso y en los casos afectados por el desarrollo del nuevo planeamiento, debería primero deslindarlos, luego desafectarlos y finalmente reservar un espacio similar para garantizar que puedan ser usados para la transhumancia. Esa cuestión debía garantizarse antes de la aprobación definitiva de los diferentes planes de desarrollo.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">Pues bien, hasta el momento los ecologistas han identificado seis planes de desarrollo que han sido aprobados definitivamente, y uno provisional, que no cumplen esa ley. El primero de ellos es el plan parcial SUS-DBP-07, Pítamo Sur, que fue aprobado definitivamente el 21 de diciembre de 2207. Esta parcela afecta a la Colada del Vado de San Juan de los Teatinos. Su caso, explican desde Ecologistas en Acción, es único porque se trata de las pocas vías pecuarias que ha sido deslindada, a pesar de los cual no está desafectada, con lo que pierde el patrimonio público. En esta parcela se da el caso además de que en ellas se están desarrollando ya obras y el nuevo viario ocupa parcialmente la vía pecuaria sin que reservar nuevo espacio de uso público.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">En la Hacienda el Rosario, el plan parcial SUS-DE-09 aprobado en junio de 2009 afecta a la Cañada Real de Peromingo y de Palmete. Se trata de una parcela de terreno que se sitúa en el límite del término de Sevilla y que también está en obras. Aquí la vía pecuaria, que no está desafectada de uso, ha sido en parte vallada y cerrada al tránsito público por la constructora. La misma Cañada Real de Peromingo y de Palmete discurre por la parcela SUS-DCA-01, en Palmete. En este caso las obras están sin comenzar. El plan recoge que por parte de esos terrenos pasa la vía pecuaria e incluso señala que está desafectada, pero muestra sus dudas sobre el trazado recogido.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">Otra de las parcelas afectadas es la de Torreblanca Este (SUS-DE-06). El plan aprobado definitivamente en 2008 afecta al cordel de la carretera de Alcalá de Guadaíra y a la Cañada Real de Peromingo y de Palmete. En esta parcela se localiza además un descansadero enorme para el ganado. Aunque el plan reconoce la existencia de la vía pecuaria, no se ha hecho el deslinde, pero para permitir el desarrollo urbanístico la parcela en cuestión se dividió en dos sectores y se apunta a que sólo afecta a uno de ellos, permitiéndose la actuación en el otro.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">También se encuentra afectado por las vías pecuarias una parcela en Torreblanca Oeste, cuyo plan (SUS-DE-07) fue aprobado definitivamente en 2006, modificado en 2008, y a pesar de ello ni uno ni otro recogía mención alguna a la vía pecuaria.

www.jclark.com/xt/java/es.vocento.methode.utils.StringUtilities">Finalmente quedan dos parcelas que también podrían verse afectados por esta circunstancia. Una de ellas es la parcela ARI-DT-10 Puerto Triana, donde se construye la Torre Pelli, cuyo planeamiento no menciona siquiera que por esa parcela discurrirían dos vías pecuarias, el cordel de Campogaz, procedente de Camas, y la vereda del Alamillo o de la Barqueta, que atravesaría buena parte de la Cartuja. La otra parcela es la SUS-DMN-03 San Nicolás Oeste, donde se ubica el nuevo proyecto de Ikea. En este caso sin embargo la situación es totalmente soslayable puesto que el plan no ha llegado a aprobación definitiva, de hecho se aprobó inicialmente en septiembre de 2011 —aún le resta la aprobación provisional y después la definitiva— y, además, el Ayuntamiento tiene ya muy claro que la vía pecuaria en cuestión, Cañada real de Poco Aceite, aunque está en el límite de esa parcela y no afecta al desarrollo del proyecto, se convertirá en espacio público y más concretamente, en zona verde.

Deja un comentario