Menú +
Menú +

CASO DE LAS PEDROÑERAS (Cuenca).LA GESTACION DEL ACUERDO DE LA ALCALDESA PICAZO.


 

CASO LAS PEDROÑERAS (Cuenca).

El amigo constructor de Bono la lía en un pueblo de la región

Eldigitalcastillalamancha.es Escribir al autor

14 de enero de 2009.  "Preservar para nuestros hijos y nietos lo que hemos heredado de nuestros mayores". Eso era lo que defendía la alcaldesa de la localidad conquense de Las Pedroñeras, Yolanda Picazo, hace apenas un año, cuando sólo era concejal del Grupo Socialista. Picazo promovió y participó en manifestaciones contra el cierre de los caminos públicos de La Veguilla, la finca de 3.000 hectáreas que compró en el año 2006 el constructor Rafael Santamaría, máximo accionista de Reyal Urbis, una de las grandes inmobiliarias españolas, e íntimo del presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, a quien le construyó el chalé de Olías del Rey y gran parte de las instalaciones de la Hípica de Toledo. Santamaría ha conseguido que el Ayuntamiento de Las Pedroñeras firme un convenio por el que el constructor adquiere la propiedad por treinta años de todos los caminos públicos que cruzan la finca, así como del tramo del río Záncara que también la atraviesa. Todo ello a cambio de casi dos millones de euros para el Ayuntamiento, la entrega de 28 hectáreas de terreno para uso y disfrute del municipio, la construcción de un camino perimetral y la habilitación de un sendero ecológico. Casi nadie en el pueblo se explica como se ha llegado a esta situación, aunque muchos intuyen, y lo dicen abiertamente, que el dinero, la influencia y las amistades de Rafael Santamaría le han permitido hacerse con este enclave privilegiado de La Mancha conquense incluyendo en la propiedad los caminos públicos de toda la vida. "Mucho dinero y poca vergüenza" decía la pancarta con la que aparece fotografiada en una manifestación Yolanda Picazo cuando todavía era sólo concejal de la localidad.Rafael Santamaría, uno de los empresarios de la construcción más fuertes de España -aunque su grupo pasa por momentos muy difíciles- y también con fuertes intereses en el sector de la hostelería, adquirió la finca La Veguilla en el año 2006. Son 3.000 hectáreas a las que ha añadido posteriormente otras dos fincas pequeñas colidantes. Allí ha construido una casa de 400 metros cuadrados de planta y seis pequeños apartamentos adosados, para lo que ha sido necesario arrancar pinos, encinas y otras especies de monte bajo. Cuando derribó los edificios antiguos formó una colosal escombrera en medio de uno de los caminos y sepultó la histórica fuente de La Parra.Algunos vecinos de La Pedroñeras no daban crédito a lo que sucedía y empezaron a movilizarse a través de la Asociación "En el Ajo", de la que era miembro muy activo Yolanda Picazo, que ya formaba parte del equipo de gobierno de la localidad. En la primavera de 2007 se produce la primera manifestación popular y como consecuencia Rafael Santamaría abre algunos de los caminos que había cerrado. Fue un paso atrás para dar dos adelante. Una internauta, bajo el seudónimo de Yalma, convoca las movilizaciones. Es el nombre con el que rubrica sus firmas Yolanda Picazo y el que figura en su correo electrónico. Curiosamente, en ese verano de 2007 se nombra pregonero de las fiestas patronales a José Bono, que acude acompañado por su amigo Rafael Santamaría y por el consejero de Medio Ambiente y secretario provincial del PSOE, José Luis Martínez Guijarro, que también tendrá mucho que ver en todo este proceso. Y otra curiosidad más, derivada en este caso de la influencia de Bono sobre la televisión regional: Las campanadas de Nochevieja en Castilla-La Mancha Televisión se retransmiten ese año en directo desde la plaza de Las Pedroñeras. A principios de 2008 se crea la Plataforma para la Defensa de los Caminos Públicos de La Veguilla. El alcalde por entonces, Jesús Esteban Iniesta, se muestra favorable a llegar a un acuerdo con el constructor mientras que los concejales Yolanda Picazo y Juan Ortega están en contra. Picazo terminará haciéndose con la alcaldía; Ortega, consecuente con su postura, se marchará del Ayuntamiento. Los principales medios de comunicación locales, anteriomente muy beligerantes, empiezan a cambiar sus mensajes y se posicionan a favor del acuerdo. Y como si se tratara del pueblo más de moda de Castilla-La Mancha, el Día de la Región, el 31 de mayo de 2008, se celebra también en Las Pedroñeras, con Bono, ya presidente del Congreso de los Diputados, como principal protagonista pues sorprendentemente es él y no Barreda el que cierra el turno de intervenciones oficiales. Al término del acto una señora se acerca a Bono y le pide que interceda para que no cierren los caminos de La Veguilla, pero la responde de forma airada.En agosto dimite Jesús Esteban Iniesta como alcalde alegando motivos personales y desvinculando su decisión de La Veguilla. Es difícil de creer. La otrora combatiente Yolanda Picazo le sustituye en el cargo y, para asombro de todos, se muestra inmediatamente a favor del acuerdo con Vega del Záncara, la sociedad de Rafael Santamaría. Dice que los intereses generales priman por encima de los suyos propios y aduce que los casi dos millones de euros del constructor servirán para tapar las fuertes deudas del Consistorio. El 1 de diciembre pasado, en un pleno cargado de tensión y polémica en el que los concejales del PP y numerosos vecinos abandonaron la sala, se aprobó el convenio de colaboración del Ayuntamiento con Rafael Santamaría. La suerte estaba echada, aunque muchos vecinos siguen sin darse por vencidos y creen que todavía se puede poner remedio a la situación. Lo que más les molesta es que el poder y la influencia del megaconstructor se hayan impuesto a la voluntad mayoritaria de los vecinos de Las Pedroñeras, que claman porque los caminos del pueblo sigan siendo libres con el fin, entre otras cosas, de "preservar para nuestros hijos y nietos lo que hemos heredado de nuestros mayores".Nota al margen: Bono fue en su tiempo un firme defensor de la utilización pública de los caminos y de su preservación, como demuestra el Decreto Ley que aprobó su Gobierno el 25 de octubre de 1995 sobre la Libre utilización de los caminos y vías de uso público en terrenos sometidos a régimen cinegético especial. El preámbulo dice textualmente: "…mujeres y hombres de nuestra tierra expresan su amor a la naturaleza con la práctica de diversas actividades deportivas o de ocio que tienen como marco los campos y montes de Castilla-La Mancha. Estos ciudadanos exigen y merecen la tutela de sus derechos, sobre todo cuando su ejercicio supone la utilización de bienes públicos como los caminos, veredas y cañadas". En el mismo decreto se establece que sin perjuicio de lo establecido en la Ley 3/1995 de 23 de marzo, de Vías Pecuarias, "es infracción grave el cerramiento o cercado de terrenos sin autorización, o con incumplimiento de los requisitos establecidos en la misma, que impida o dificulte el libre tránsito por los caminos y vías de uso público".

Deja un comentario