CERCA DE 300 PERSONAS REIVINDICAN LA SUPRESION DE BARRERAS Y REJAS EN COANEGRA (Mallorca)


Foto
Imagen de los participantes en la marcha reivindicativa.

Cerca de 300 personas reivindican la supresión de barreras y rejas en Coanegra
Pequeños y mayores se unieron a la marcha que salió desde la estación de tren de la localidad de Santa Maria del Camí M.POQUET


Unas 300 personas participaron ayer en la marcha reivindicativa de Coanegra en Santa Maria del Camí para reclamar la supresión de las barreras basculantes del torrente, así como la eliminación de cerca de 800 metros de rejilla que rodean el cauce de la finca de Son Oliver. A la excursión, convocada por Amics de la Vall de Coanegra, también se adhirieron GADMA y la Associació Pro-Camins Oberts.

«Este fin de semana, se han quitado las dos barreras basculantes, pero reclamamos la retirada de la reja porque los cinco metros de anchura a cada parte del torrente son zona de servitud y zona púbica», manifestó Martí Canyelles, presidente de la entidad. Referente a este aspecto, en 2004, la Conselleria de Medi Ambient ordenó la retirada e impuso una multa de 1.000 euros a la propiedad.

Por otra parte, Canyelles instó al Ejecutivo a trabajar «para prevaler el dominio público de todos los mallorquines». «Llegará un día en que los mallorquines no podremos ir a las zonas públicas», avisó el portavoz de Amics de Coanegra. Además, Canyelles reclamó la supresión de la «rejilla ilegal» que separa el torrente que atraviesa el valle del camino que discurre al cauce.

Caminos abiertos
Por su parte, el portavoz de GADMA, Bernat Fiol, reivindicó el uso de todos los caminos públicos. «Queremos los caminos abiertos para que nuestros nietos también puedan caminar, sino no tendremos nada», subrayó Fiol. «Los propietarios no tienen que cerrar ni caminos ni torrentes, ya es suficiente con que muevan los hilos económicos», sentenció el portavoz.

La alcaldesa de Santa Maria, Rosa Vich, también participó en la marcha y destacó que «la excursión no podía haber ido mejor». «Ha sido una reivindicación de manera civilizada de los derechos de la ciudadanía», expresó Vich.

Los excursionistas salieron desde la estación de tren de Santa Maria con las melodías de los xeremiers y las palabras de ánimos del presidente de Amics de la Vall de Coanegra. Pequeños y mayores caminaron hasta llegar a la Bassa des Barreter, donde merendaron y disfrutaron del paisaje emblemático del valle. Durante la parada, Canyelles hizo un breve parlamento y consideró la excursión como «un éxito de todos».

A la marcha de Santa Maria, también asistieron la regidora de Cultura del Ajuntament de Palma, Nanda Ramon, y el portavoz del Bloc per Mallorca, Biel Barceló.

El próximo 29 de noviembre se llevará a cabo otra excursión reivindicativa, esta vez a Planícia, convocada por 18 asociaciones y entidades de Banyalbufar para pedir el acceso libre y el uso público del Camí Antic de Planícia.


Deja un comentario