Menú +
Menú +

COMUNICADO DE AUGC SOBRE TORILEJOS


COMUNICADO DE AUGC CORDOBA 24/09/07

AUGC critica la actitud de todas las administraciones implicadas en el conflicto de Posadas y denuncia la mala utilización del personal disponible.

En relación con el conflicto generado en Posadas durante los últimos días, AUGC no puede sino mostrar su indignación con la actitud mantenida por las diversas autoridades y administraciones que han intervenido en este asunto, porque durante varias semanas se han desentendido absolutamente del problema, limitándose a enviar guardias civiles para que sufrieran las consecuencias de la incompetencia de dichos organismos.

Así, el mantenimiento de la cancela de Los Torilejos cerrada se convirtió poco menos que en una “cuestión de Estado”, habilitando para ello numerosos recursos humanos y medios materiales. Sin embargo, ahora, cuando ya es demasiado tarde y ha habido graves consecuencias, las mismas autoridades y administraciones dan marcha atrás y varían rotundamente sus posicionamientos, y en apenas unas horas se soluciona el problema abriendo la famosa cancela.

Pero esto no debe quedar así y, en un sistema democrático como es en el que vivimos, ahora llega el momento de asumir responsabilidades, tanto por parte del Ayuntamiento de Posadas como de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, de la Subdelegación del Gobierno y de la jefatura provincial de la Guardia Civil. Si la solución era tan sencilla como abrir una cancela, ¿por qué no se hizo antes? ¿por qué se ha esperado a que tengan lugar los lamentables sucesos acaecidos? Y sobre todo, ¿a qué se ha debido ese empecinamiento en prohibir el acceso por la cancela que ahora parece carecer de respaldo legal?

No debe olvidarse que durante varias semanas se han estado desviando numerosos guardias civiles de sus funciones habituales para prestar servicio en dicho lugar, incluso resintiéndose la seguridad de varios términos municipales y la eficacia de varias unidades. Desde que se inició el conflicto han sido utilizadas unas 20 patrullas de Seguridad Ciudadana, pertenecientes a los puestos de Posadas, Almodóvar del Río, Palma del Río, Hornachuelos, Fuente Palmera, Cerro Muriano, El Carpio, Villafranca y Adamuz, dejando en ocasiones sin vigilancia algunas demarcaciones e incluso permaneciendo cerrados algunos cuarteles; así mismo, se han desviado varias patrullas del Seprona, y más de 40 agentes de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia), la USCP (Unidad de Seguridad del Centro Penitenciario), el Núcleo de Servicios, el Servicio de Información, y la Policía Judicial, unidades todas ellas con misiones y funciones mucho más importantes que custodiar la cancela de acceso a un camino.

A todo ello debe añadirse el lamentable saldo de agentes heridos, muchos de los cuales permanecen de baja médica, y algunos tardarán mucho tiempo en recuperarse, con considerables secuelas.

Hasta el momento, parece ser que el único estamento que está funcionando debidamente en este asunto es el judicial, y desde AUGC se insta a todas las partes implicadas a que respeten las decisiones de la autoridad judicial y dejen a la misma actuar sin presiones externas de ningún tipo.

Por último, y respecto a las declaraciones hechas por Victorio Domínguez, portavoz de Los Verdes, sobre un posible “acto de convivencia con la Guardia Civil”, parece ser un brindis al sol hecho precisamente por uno de los representantes políticos (no es el único) que ha mantenido crispado el ambiente y que ha predispuesto negativamente a los manifestantes y a la opinión pública contra los guardias civiles.

La paz y la convivencia no se alcanzan haciendo declaraciones de cara a la galería, sino mediante acciones concretas, como lo ha realizado AUGC desde que tuvieron lugar los altercados, manteniendo reuniones y contacto con las partes implicadas, incluidas organizaciones como A Desalambrar y Ecologistas en Acción. Incluso con esta última organización, Ecologistas en Acción, llegó a redactarse un comunicado conjunto en el que se condenaba la violencia generada, se hacía un llamamiento a la calma y se exigían responsabilidades; sin embargo, unas horas antes de emitir dicho comunicado a todos los medios, los representantes de los ecologistas decidieron no suscribirlo ni hacerlo público debido a que, al parecer, habían recibido amenazas desde Posadas para que “no hicieran nada junto a los guardias civiles”.

Así pues, por los motivos antes expuestos, y por respeto a los agentes que sufrieron la brutal agresión y que aún siguen heridos, AUGC no estará presente en el referido “acto de convivencia” que pretende organizar el partido político Los Verdes.


Córdoba, 24 de septiembre de 2007.

Deja un comentario