CUEVAS BAJAS ABRE EL PRIMER ALBERGUE DE PEREGRINOS DEL CAMINO MOZARABE DE MALAGA


El proyecto ha contado con una subvención del GDR-NORORMA a través del programa LiderA financiado por fondos europeos y de la Consejería de Agricultura

En plena calle de la Cruz, junto a la plaza de la Paz y la iglesia porroquial se encuentra el Albergue Municipal de Caminantes de Cuevas Bajas. Un espacio que se ha convertido en el primer albergue público abierto para atener a los peregrinos que cada año realizan el Camino Mozárabe de Santiago desde Málaga. Se trata del primer edificio de estas características que se ha puesto en marcha en la provincia.

El albergue cuenta con dos plantas. En la primera es donde se ubica la zona de cocina y comedor, además del baño con la ducha. Arriba, tres literas darán descanso a seis personas. Además de contar con una zona de estar. Todo esto ha quedado ya abierto al público con un carácter gratuito, puesto que el ayuntamiento no cobrará por su utilización, siguiendo la tradición de los albergues del norte, que tan solo piden a los peregrinos que aporten “la voluntad”.

La apertura ha sido todo un acontecimiento en la localidad. En este edificio se han reunido autoridades, con el alcalde, Manuel Ginés; la delegada de Agricultura, Mónica Bermúdez y el presidente de la ADR-NORORMA, José Antonio González. Junto a ellos estaban también la gerente de la Sociedad del Xacobeo, Camino Trigeros, además de la presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones del Camino de Santiago, Lita Fernández y el presidente de la Asociación Jacobea de Málaga, Juan Guerrero. Además de un nutrido grupo de peregrinos de Málaga, Córdoba y Sevilla.

“Este albergue hace realidad la apuesta de mucha gente y de muchas instituciones” afirmó Ginés, quien se mostró convencido de que que este albergue será una referencia en el Camino Mozárabe. En el mismo sentido se manifestaron Bermúdez y González. La delegada de Agricultura y Pesca llegó a considerar esta actuación como un ejemplo de “lo que se puede hacer con los fondos europeos para el desarrollo rural”, puesto que este albergue será un motor para atraer visitantes a la zona.

En esa línea se mostó coincidió con el presidente de la ADR-NORORMA, quien recordó que el pasado año fueron más de 180.000 las personas que llegaron a Santiago por los distintos caminos. De hecho, según la gerente del Xacobeo, fueron 8.000 las personas que el pasado año llegaron a la tumba del Apóstol por el camino Mozárabe. Una cifra todavía pequeña en comparación con los otros caminos, pero que seguirá aumentando en los próximos años.

La ruta tiene un atractivo añadido en nuestra comarca, puesto que en este territorio pueden visitarse tres ermitas mozárabes fechadas en torno al siglo IX. Son las de Villanueva de Algaidas, Archidona y Cuevas de San Marcos. Un patrimonio que, sin duda, hará más interante una parada cultural en el territorio.

Según explicó Trigeros, el valor de los albergues es el carácter de “motor de la economía local”. Una vez que empiezan a ser utilizados de forma regular por peregrinos, atraen la instalación de otros negocios y servicios que pueden hacer revitalizar las zonas rurales.

La satisfacción por esta nueva infraestructuras se palpaba entre los responsables de las asociaciones del Camino de Santiago. Quienes han visto convertido en realidad lo que hace a penas un lustro era solo un sueño. Aunque ahora seguirán trabajando por mejorar y por atraer más peregrinos, según indicó Juan Guerrero. Un trabajo que también continuará en colaboración con los grupos de desarrollo que participan en el proyecto de Cooperación Nacional Camino Mozárabe de Santiago, liderado por el CEDER la Serena, y en el que participan 14 comarcas de Andalucía y Extremadura.
Fuente: GDR Nororma

Deja un comentario