DESBLOQUEADA LA ULTIMA FASE DEL CORREDOR METROPOLITANO


La recuperación del Caño Real desbloquea la última fase del Corredor Metropolitano.

La Junta pretende inaugurar el tramo del Aljarafe ‘en breve’.

El Corredor Metropolitano, la gran vía que permitirá la conexión ciclista de los municipios de la aglomeración urbana, resurge un año y medio después. Lo hace para dar por finiquitado los últimos flecos de su recorrido, el que transita por el Aljarafe y que todavía se encuentra en fase de ejecución. El desbloqueo del proyecto se produce en Palomares del Río gracias a la recuperación del cauce del Caño Real. Dentro de esta intervención, se contempla la recuperación de la vía pecuaria Cordel de Ugena. Es una obra clave para que las vías pecuarias adecuadas en Coria del Río puedan unirse con las ya realizadas en Gelves, Mairena del Aljarafe y San Juan de Aznalfarache.

Éste era uno de los últimos flecos que quedaban pendientes para que se pueda cerrar el Corredor Metropolitano, que se ideó como nexo de unión para un sector muy urbanizado facilitando el transporte no contaminante en bicicleta. El delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Javier Fernández, indicó ayer que esperan que concluyan en breve los trabajos en Palomares del Río y cerrar los detalles del último tramo de Camas a Santiponce para inaugurar la ruta en toda su dimensión.

La idea que maneja la Junta de Andalucía es la de contribuir a la creación de una red de espacios libres que se unen gracias a la adecuación y recuperación de las vías pecuarias para que puedan transitar ciclistas y peatones. Para ello cuentan con 125 kilómetros de Corredor Metropolitano. La actuación de Palomares del Río corresponde a la segunda fase, que discurre en su mayoría por el valle del Guadalquivir. Enlazará Coria del Río, Palomares del Río, Gelves, Mairena del Aljarafe, San Juan de Aznalfarache, Sevilla, Camas y Santiponce. Su finalización unirá los grandes pulmones de la Gran Sevilla: el parque del Alamillo, la ribera del Guadalquivir, la cornisa de Simón Verde, Porzuna y las ruinas de Itálica.

El trazado contará con 36,2 kilómetros de recorrido y enlazará con al tramo ya ejecutado del Corredor Metropolitano -el que circula por Sevilla, Dos Hermanas y Los Palacios y Villafranca- cruzando el Guadalquivir por la barcaza de Coria del Río, donde se inicia el recorrido por el Aljarafe. Por otra parte, se incluye la conexión de la Universidad Pablo de Olavide con el Descansadero de Trujillo, a través de la Puerta Verde de Alcalá de Guadaíra.

La Consejería de Medio Ambiente siempre ha hecho una defensa férrea del Corredor Metropolitano, que intenta mejorar el nexo campo-ciudad. "El uso de las vías pecuarias como sistemas conectores evitará la fragmentación del medio rural y el medio urbano y favorecerá el crecimiento paulatino de las áreas colindantes a las vías pecuarias", aclaran desde la administración.

Deja un comentario