Menú +
Menú +

ECOLOGISTAS EN ACCION CONSIDERA QUE LA FUTURA LEY PODRIA SER UNA “TRAMPA”


Ecologistas en Acción consideran que la futura ley es una "trampa" que podría esconder una "gran operación urbanística"

   MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) –

   Ecologistas en Acción creen que la futura ley relativa a la Cañada Real Galiana podría esconder una "gran operación urbanística", razón por la que "se elimina todo tipo de control público y social".

   Así lo manifiesta un informe elaborado por esta entidad y en el que colaboraron distintos profesionales del mundo de la biología, la geografía, el derecho o el urbanismo. Argumentan que el nuevo texto del anteproyecto de Ley "agiliza el trámite de reclasificación y elimina todo tipo de control público y social en los procedimientos de desafectación y enajenación del suelo de la vía pecuaria". por lo que piden a grupos parlamentarios y sindicatos que no apoyen esta "ley trampa".

   Desde Ecologistas en Acción consideran que el anteproyecto "no aporta ni un euro para resolver la compleja realidad social pero, sin embargo, favorecerá operaciones inmobiliarias que marginarán a los más desfavorecidos".

   Y es que, como apuntan, la nueva Ley permitirá la reclasificación de más de un millón de metros cuadrados de suelo, o lo que es lo mismo 107 hectáreas, "una superficie prácticamente igual a la del parque de El Retiro madrileño".

   Este suelo, hasta ahora dominio público y clasificado como suelo no urbanizable de protección por la Ley de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid, podrá ser reclasificado. Pero además, el Gobierno regional podrá cederlo, permutarlo o enajenarlo a cualquiera, sin ser obligatorio que los receptores sean los ayuntamientos, esgrimen desde Ecologistas.

   Por otra parte, denuncian que el anteproyecto agiliza el procedimiento de reclasificación del suelo al permitir el cambio de clase de suelo por simple modificación del Plan General vigente, en lugar de tener que revisar todo el planeamiento como establece la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.

   Las críticas de Ecologistas en Acción también se centran en la eliminación de los mecanismos de control público y social de los procedimientos de desafectación y enajenación del suelo. "Así, se elimina el periodo de un mes de información público necesario en toda desafectación, se eliminan los informes preceptivos del Patronato de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid, incluso la obligación de informar a la Asamblea de Madrid, o la autorización que el Consejo de Gobierno tiene que dar a toda enajenación de los suelos desafectados de las vías pecuarias", exponen.


Deja un comentario