Menú +
Menú +

EL SEPRONA INICIA CONTROLES EN LOS CAMINOS CONTRA LOS “QUADS”

La Guardia Civil detecta un aumento indiscriminado de motos de cuatro ruedas por bosques y zonas protegidas.

Montellano. El Seprona inicia controles en los caminos contra los 'quads'

La Guardia Civil detecta un aumento indiscriminado de jóvenes que conducen motos de cuatro ruedas por bosques y zonas protegidas La Guardia Civil de Sevilla establecerá controles en los caminos y pistas forestales de la provincia para tratar de frenar los accidentes de quads y reducir el impacto contra el medio ambiente que supone el tránsito de estas potentes motocicletas de cuatro ruedas.

El uso de este tipo de vehículos se ha extendido en los últimos años entre los jóvenes sevillanos, que no siempre guardan las medidas de seguridad necesarias a la hora de pilotar las motocicletas. En el último año han muerto dos jóvenes en sendos accidentes ocurridos en caminos no pavimentados, uno de ellos situado en el término municipal de Carmona y el otro en Dos Hermanas.

Con un vehículo similar, pero de dos ruedas, una motocicleta de cross, falleció el pasado martes 28 de febrero un joven de 18 años en un paraje conocido como camino de los Cangrejos, situado a un kilómetro de la localidad de Montellano, en la comarca de la Sierra Sur.

Además de estos tres siniestros mortales ocurridos en menos de un año y una ristra de accidentes que no han acabado de forma tan trágica, los agentes del instituto armado han detectado que este tipo de vehículos se usa con demasiada frecuencia en espacios naturales protegidos, sobre todo en zonas próximas a las marismas, pistas forestales y en los entornos de montes.

Por esto, la Guardia Civil ha diseñado un plan que ya ha entrado en vigor y que consiste básicamente en establecer controles en zonas de paso de quads y motocicletas de cross. Se trata de unos dispositivos muy parecidos a los habituales controles de tráfico que desarrolla este cuerpo en las carreteras españolas, con la particularidad de que éstos se centrarán en exclusividad en vías no pavimentadas o en aquellas carreteras que crucen zonas boscosas y espacios naturales.

El primero de estos dispositivos se aplicó hace una semana en tres puntos estratégicos de la provincia: los alrededores de la Puebla del Río, concretamente en los montes conocidos con los nombres de Gurugú y Martel; las proximidades de Aznalcázar, en parajes denominados Monte del Rey, Camino del Quema y en el vado de este río; y un tramo de carretera asfaltada que conecta los municipios de Gelves y La Puebla del Río. En este primer control, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) identificaron a 50 conductores, de los que 34 circulaban de forma irregular. Doce de ellos fueron denunciados por seguridad vial y otros 22 por infracciones cometidas en materia de medio ambiente.

Dieciocho de los conductores que fueron denunciados conducían vehículos todo terreno –sobre todo quads y motocicletas de cross– por montes, dos más lo hacían sin la debida autorización, mientras que la infracción que cometieron los dos restantes consistió en emitir ruidos por encima de lo permitido, perturbando así la tranquilidad de las especies animales que habitan en la zona, algunas de las cuales están protegidas por su peligro de extinción.

La legislación medioambiental andaluza únicamente permite a los vehículos agrícolas circular por este tipo de vías protegidas y contempla sanciones económicas por infracciones contra el medio ambiente que oscilan entre los 600 y los 6.000 euros, dependiendo de la gravedad de cada hecho. La Guardia Civil incrementará en las próximas semanas la frecuencia de los controles y se centrará principalmente en la zona próxima a las marismas, hábitat natural de un animal protegido y casi desaparecido como el lince ibérico. En este lugar, precisamente, los agentes han detectado la proliferación de jóvenes con quads que circulan a gran velocidad y emitiendo ruidos por encima de lo permitido por lugares tradicionales de paso del lince y de otras especies animales.

Fuente: Diario de Sevilla.

Deja un comentario