Menú +
Menú +

EN DENIA, QUIEREN REABRIR LOS ACCESOS AL MAR


Dénia suspende licencias en 16 km de primera línea para reabrir los accesos al mar ocupados por casas.

 

Enviar

Imprimir

Aumentar el texto

Reducir el texto

  Les Marines está llena de accesos al mar cerrados por vecinos.  

 

El gobierno de Dénia ha decidido suspender licencias en todo el litoral de Les Marines, desde el casco urbano hasta el río Molinell, en los terrenos comprendidos entre la carretera de Les Marines y la línea de costa.

Sergi García, Dénia
PSPV y Bloc propondrán mañana el acuerdo en una reunión del Consell de la Gerencia de Urbanismo; para salir adelante, tendrá que salir después ratificado en el próximo pleno municipal. Dada la actual composición de la corporación municipal, en la que el gobierno local se ha quedado en minoría tras pasar el ex concejal socialista Juan Collado al grupo mixto, para que la suspensión de licencias salga adelante será necesario que PSPV y Bloc sumen el apoyo de, al menos, un concejal de la oposición.
La medida de suspender licencias en los casi 16 kilómetros de Les Marines persigue poner fin a una situación reiteradamente denunciada por vecinos de la zona y que supone un incumplimiento de la Ley de Costas, ya que en el litoral norte de la ciudad – en ocasiones por la usurpación de caminos públicos, en ocasiones por la falta de planificación, no existen los mínimos accesos públicos al mar que exige la legislación. Y en ese sentido se lo han advertido al Ayuntamiento de Dénia, en atención a las aludidas quejas vecinales, tanto el Defensor del Pueblo como el Síndic de Greuges de la Comunitat.
Reunión urbanística
El Consell de la Gerencia de Urbanismo, que se reunirá mañana, estudiará la suspensión de licencias en Les Marines, desde el Raset hasta el río Molinell, con el fin de abrir los pasos al mar que marca la ley entre la carretera de Les Marines y las playas. Con ello, el consistorio atenderá los requerimientos de los defensores del pueblo estatal y autonómico y, así, hará cumplir la Ley de Costas y vigilará que cada 200 metros pueda encontrarse un acceso abierto y público a la playa. Y eso implicará, según informó ayer el ayuntamiento, «abrir caminos ahora usurpados y, también, garantizar la accesibilidad de los existentes».

Deja un comentario