Menú +
Menú +

MEDIO AMBIENTE RECUPERA 15 FUENTES EN EL PARQUE NATURAL DE LAS HOCES DEL CABRIEL


M. Ambiente recupera 15 fuentes en el Parque Natural de las Hoces del Cabriel.

La Conselleria de Medio Ambiente ha recuperado quince fuentes del Parque Natural de las Hoces del Cabriel, según han informado fuentes de la Generalitat, que han precisado que cinco se encuentran en el municipio de Venta del Moro, dos en Villagordo del Cabriel, y el resto en Requena.

Estas fuentes, que están protegidas, han sido utilizadas tradicionalmente como abrevadero para ganado, un uso que se mantiene en la actualidad, aunque en una medida mucho menor, ya que han pasado a convertirse en ecosistemas para anfibios.

Las actuaciones, según las mismas fuentes, afectan a la Fuente de los Morenos, Fuente de la Casa del Doctor, Fuente de Granaciendas, Fuente del Hornillo o Chapudillas, Fuente de la Chirrichana, Fuente de la Oliva, Fuente de los Melones, Fuente del Piojo, Fuente del Lombardo o del Peñón y Fuente Gadea.

Fuente de la Casa de los Pericos, Fuente de la Casilla del Cura, Fuente del Tete, Fuente del Junco y Fuente de los Chuscos o de la Cabra, también han sido objeto de estos trabajos de conservación, que han consistido en tareas de limpieza, retirada de residuos y desbroce, realizados por las dos brigadas del Parque Natural.

La Conselleria también está realizando un catálogo de las fuentes del Parque Natural a medida que se van descubriendo por la información que facilitan visitantes, cazadores o pastores, o por la observación del personal técnico del Parque durante su trabajo.

Una de las fuentes donde la Conselleria ha realizado los principales trabajos de recuperación y mantenimiento es la Fuente de los Morenos, un depósito tapado que desagua en una pileta con cuatro caños, y que es visitada frecuentemente por personas mayores con problemas de piel.

Medio Ambiente también ha adecuado la Fuente de la Oliva, que actualmente tiene un uso recreativo, y está ubicada en una zona de paso de la Cañada Real de la Mancha, por donde discurría la antigua calzada romana que se dirigía de Iniesta a Requena y la senda de los Arrieros.

En Fuente del Junco, la Conselleria de Medio Ambiente ha realizado desbroces, reparación de vallado, reparación de escaleras y limpieza de la balsa, y además existe el proyecto de instalar paneles explicativos.

 

Deja un comentario