MEDIO MILLAR DE RESES REGRESA A LOS AGOSTADEROS DE GREDOS, REALIZANDO LA TRASHUMANCIA


Medio millar de reses regresa a los agostaderos de Gredos realizando la trashumancia.

Cientos de personas se acercaron a El Pico (Ávila) a contemplar el paso de las reses.

Cientos de personas se acercaron a El Pico (Ávila) a contemplar el paso de las reses.

 

Cerca de un millar de personas ha contemplado en el Puerto del Pico el paso de unas 500 cabezas de ganado de raza avileña-negra ibérica por la Calzada Romana, en la tradicional trashumancia hacia los agostaderos de la Sierra para pasar el verano.

Procedentes de Castilla-La Mancha y Extremadura, los animales comenzaron a llegar al descansadero del Puerto del Pico pasadas las once y media de la mañana, en una actividad organizada por la Plataforma Trashumancia Viva, la Asociación de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Avileña-Negra Ibérica y el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Carne de Ávila, con el objetivo de "dar a conocer" esta práctica, tanto en lo que a "manejo ganadero", como a "cultura" se refiere, según explicó el presidente de la Asociación Española de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Avileña – Negra Ibérica, Alonso Álvarez de Toledo.

El presidente de esta asociación aseguró que, “por el momento” la tradición de la trashumancia “se mantiene con alfileres”, pese a las “dificultades” que entraña realizar a pie y durante dos semanas los entre 250 y 300 kilómetros del trayecto que separa las comunidades extremeña y castellano-manchega de la provincia de Ávila.

Por eso, no es de extrañar que, de las 40.000 reses que realizan la trashumancia, “en torno al 25 ó el 30 por ciento” la realicen andando, mientras que el resto retorna a los agostaderos en camiones, según indicó Pedro Herráiz, de la Plataforma ‘Trashumancia Viva’.

Y es que la trashumancia tradicional es más barata, pero tiene el inconveniente de que se tarda más tiempo, además de precisar un equipo de cinco vaqueros por vacada -300 reses-, mientras que, en camiones, aunque encarece los costes, permite que el traslado se realice en “dos días”.

Crisis
Así, el medio millar de reses que este sábado han pasado por El Pico se dirigían a Navadijos, San Martín del Pimpollar y Navarenas, teniendo en cuenta que la trashumancia se realiza, anualmente y pese a que “cada vez es más difícil encontrar vaqueros”, porque “los jóvenes prefieren dedicarse a otra cosa” –según Herráiz-, entre el 10 y el 25 de junio.

Es cuando se produce el regreso a los agostaderos, mientras que, en noviembre, se realiza la trashumancia en sentido inverso, hacia tierras más cálidas, para pasar el verano.

Respecto a la incidencia de la crisis en el sector, tanto Álvarez de Toledo como Herráiz señalaron que no se ha notado, porque "como está en crisis casi siempre, se ha transmitido a los demás".

Concurso fotográfico
En la actualidad, son unos 450 los titulares de explotaciones que practican la trashumancia y viven de esta actividad en la provincia de Ávila, según se puso de manifiesto en esta  jornada que finalizó con una degustación de 250 kilos de Carne de Ávila y en la que, aprovechando su celebración, se presentó el I Concurso Fotográfico ‘Jornada de la Trashumancia’.

En el certamen pueden participar todos los asistentes al paso de las reses por el Puerto del Pico que hayan tomado fotografías.

Sólo tienen que enviarlas a concurso@carnedeavila.org y un jurado decidirán las fotografías ganadoras, que serán premiadas con una colección de libros de fotografía y trashumancia valorados en 200 euros, el ganador; y en 100 euros, el segundo clasificado.

Los nombres de los ganadores se harán públicos el 30 de junio y los premios se entregarán en septiembre, durante la celebración de la Feria de Ávila.

Deja un comentario