Menú +
Menú +

NOTA DE PRENSA DE LA ASOCIACION DE AGENTES DE M.A.


NOTA DE PRENSA RELATIVA A LA IMPOSIBILIDAD DE PRESTAR SERVICIOS POR FALTA DE COMBUSTIBLE EN LA PROVINCIA DE HUELVA


La Junta de Andalucía, a través de su Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Huelva, da un paso atrás en el servicio que presta a los ciudadanos en materia de Medio Ambiente, aprobando una serie de medidas con doble moral.


Estas medidas provocan la NO protección del medio ambiente, la NO conservación de la biodiversidad, así como la NO vigilancia de la riqueza y variedad paisajística de la provincia de Huelva.


También, abandono de la competencia exclusiva en materia de Medio ambiente, espacios protegidos y sostenibilidad con la que cuenta la Comunidad Autónoma Andaluza; en lo que se refiere a presencia en el territorio: visitas de campo, inspecciones, etc., imprescindibles en la gestión ordinaria del medio ambiente onubense.


En concreto, las medidas tomadas van, de nuevo, en contra del colectivo de Agentes de Medio Ambiente y del ejercicio de sus funciones, tanto en la atención que prestan al ciudadano como en la custodia, protección y vigilancia de los valores naturales de la provincia.


Tras haber sufrido en meses anteriores recortes en el combustible, lo que hacía ya muy difícil el desarrollo de nuestras labores, se ha llevado a cabo una nueva vuelta de tuerca en forma de una reducción del 66% en la partida destinada al combustible para el parque móvil utilizado por los agentes de medio ambiente.


Esto se traduce en la imposibilidad no sólo de atender las distintas solicitudes que presenten los ciudadanos sino de realizar el control del furtivismo, de edificaciones ilegales en el litoral y en montes públicos, cortas no autorizadas, cambios de uso y la custodia de elementos tan importantes como vías pecuarias, espacios naturales protegidos, flora y fauna amenazada, realizar inspecciones a industrias contaminantes.


En conclusión, se produce una incongruencia más de la Junta de Andalucía, por un lado dispone de personal funcionario público cualificado para ejecutar las competencias atribuidas a la Consejería de Medio Ambiente y por otro lado no los dota de los medios materiales necesarios.


La doble moral de la Junta de Andalucía no es otra que, mientras que se recorta el combustible que reciben los maltrechos vehículos de sus funcionarios, empleados que cuidan de nuestro medio, por otro lado, infla a sus empresas públicas (ahora agencias públicas empresariales) con vehículos de alta gama y combustible sin control.



 

Antonio González Pérez

Presidente de la Asociación de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía

Deja un comentario