Menú +
Menú +

PRESENTADO EL CORREDOR VERDE DE VISTALEGRE

Redacción.

El delegado municipal de Medio Ambiente, Carlos Guirao, ha presentado el proyecto de El Corredor Verde de Vistalegre, una importante cuestión que será “parte central de la segunda mitad del mandato y con el que se cumple un punto importante del acuerdo de pacto de gobierno firmado por PSOE e IU”.

Guirao ha informado que “el Corredor Verde de Vistalegre pretende recuperar el uso público de varias vías pecuarias del sur de la ciudad y ponerlas en valor, para usos compatibles con la naturaleza como puede ser el paseo, recreo de la población de Utrera y su turismo. Contará con áreas de esparcimiento y deportivas, todo enfocado hacia el disfrute de la naturaleza”.

El Corredor Verde de Vistalegre va a estar compuesto por la unión de las vías pecuarias Cañada Real de Venta Larga y Torre Alocaz, Cordel del Pico, Mesa y Arca del Agua y la Cañada Real de Utrera al Coronil. La mayoría de los tramos se encuentran terrizos en su pavimento, mientras que algunos se encuentran pavimentados con aglomerado asfáltico.

El Corredor Verde de Vistalegre es un proyecto que recoge la restauración vegetal lineal y formando bosquetes a lo largo de las vías pecuarias; la construcción de lagos artificiales y aprovechamiento de aguas subterráneas para el riego de la vegetación; delimitación de zonas protegidas de los vehículos y los animales; creación de zonas de esparcimiento; construcción de aparcamientos; adecuación de los caminos y creación de cuatro zonas de estancia y descanso a lo largo de todo el recorrido, entre otras actuaciones.

El proyecto incluye la recuperación y puesta en valor del conjunto arqueológico del Arca del Agua y Fuente Vieja del Campo. En el recorrido del Corredor Verde se encuentra el complejo hidráulico del siglo XVI El Arca del Agua, que tiene su nacimiento en un manantial situado en una zona más al sur del corredor. Se trata de un sistema de galerías excavadas en la roca natural con una bóveda de cañón subterránea, que forma parte de un sistema de captación de aguas, constituido por una serie de galerías que conducen el agua hasta cisternas de almacenamiento. Desde dicha arca el agua era conducida a través de un sistema de canalizaciones enterradas hasta la Fuente de los Ocho Caños, con un recorrido aproximado de 2.000 metros.

Aprovechando los puntos en los que las conducciones discurren próximas al camino, se instalarán un par de puntos de captación sobre la misma para generar pequeños embalses de agua, que van a dotar a la acutación de puntos de reserva para suministros hídrico. Lo novedoso es que los embalses de agua serán un elemento más del nuevo paisaje, así como un punto de acometida para los sistemas de riego. Tanto el llenado como extracción y vaciado de agua de los pequeños embalses se realizará exclusivamente por funcionamiento hídrico y gravedad.

Los objetivos principales que se pretenden conseguir con el presente proyecto son: la recuperación de un bien de dominio público que constituye la vía pecuaria y su utilización para usos complementarios, como senderismo, paseo, cicloturismo, paseos a caballo, etc. Además recoge la intervención en el paisaje rural próximo al núcleo urbano, mediante pasillos de vegetación natural que romperán la continuidad visual de cultivos agrícolas y contempla la creación de descansaderos en el camino y dormideros para algunas especies animales.

Un proyecto enriquecido con la participación ciudadana y en cuanto a las propuestas recogidas, Carlos Guirao ha destacado “la calidad de la mayoría de ellas. Opiniones y sugerencias que han sido muy valiosas y el proyecto trata de incorporarlas, siempre que sean técnica y jurídicamente viables”.

El Corredor Verde de Vistalegre contará con importantes equipamientos como bancos, papeleras, vallados, islas verdes para la colocación de contenedores, merenderos, aparcamientos de bicicletas, farolas con placa solar, etc. Se van a instalar diversos grupos de aparatos para la práctica de actividades deportivas e incluso un gimnasio canino y una zona de escalada en el paso inferior bajo la carretera A-375, además de varias pistas para la práctica de fútbol 5 y baloncesto.

En las zonas de recreo se construirán pequeñas lagunas para el almacenamiento del agua. Estas lagunas, construidas como balsas tipo agrícola, servirán para refrescar y humedecer la zona, paisajísticamente, abrevadero de animales y como almacenamiento temporal de agua para el apoyo al riego del arbolado. Además de la necesaria señalización vial, mediante la cual se restringirá y ordenará el acceso a los posibles usuarios del Corredor Verde, se dispondrá de señales informativa y explicativa como mapas, señales informativas, distancias, advertencias, recomendaciones, etc.

El proyecto será ejecutado en 3 fases y el coste total del proyecto, incluido en el Plan de Impulso Económico, asciende a 571.000 euros. El proyecto ha sido redactado por buró4 arquitectos y en él han participado una decena de arquitectos además de ingenieros, geógrafos y abogados urbanistas.

Deja un comentario