Menú +
Menú +

SE ABRE LA BARRERA QUE CERRABA EL CAMINO A PUIGPUNYENT

El Ayuntamiento de Palma y los responsables de la sociedad Agropecuaria Mallorquina han acordado abrir la barrera que cerraba el paso del camino viejo de Puigpunyent a la altura del cementerio de la Vileta. Se trata de una ruta real de titularidad pública que ha sido cerrada ilegalmente por parte de esta empresa.

En la reunión mantenida al mediodía de ayer entre el gerente de Urbanismo, Joan Riera, y los representantes de la propiedad, se les informó asimismo del inicio por parte del Ayuntamiento de Palma de un expediente de recuperación de oficio de este camino, además de otro de disciplina urbanística por haber realizado obras no amparadas en una licencia municipal.

La propiedad también se ha ofrecido a buscar un itinerario alternativo de uso público para peatones y ciclistas en otros dos tramos del camino, cuyo paso también se ha cerrado con barreras, que conectan la urbanización de Pinar Park con la Vileta.

Ruta perimetral

En relación al denominado camino perimetral de Son Quint, el gerente informó de que se está investigando con los técnicos del Consell de Mallorca si esta vía, de reciente creación, figura como una condición impuesta por la institución supramunicipal a los promotores del campo del golf de Son Quint para la aprobación del interés general de esta infraestructura. Si es así, pese a que esta vía se ha construido hace apenas dos décadas, también se deberá abrir al público.

En caso contrario, se tendrá que investigar si esta pista alternativa se construyó en sustitución de un ramal del camino viejo de Puigpunyent, que atravesaba el actual campo de golf.

Hace aproximadamente tres semanas se detectó que se habían iniciado las obras para el vallado en suelo rústico con el fin de dividir físicamente la parcela 82 de la 84 del polígono 7.

La licencia fue concedida en enero de 2016, estableciendo en ella una serie de requerimientos estéticos, “sin apercibirse del cerramiento de los senderos de montaña históricos de uso público”, según el Ayuntamiento. Tal como se comprobó a raíz de una serie de denuncias vecinales, la ejecución de las obras de vallado ha supuesto el cierre de caminos carreteros de uso público que se encuentran reflejados en la cartografía municipal desde 1940.

Asimismo, quedó también cerrado el camino perimetral norte del campo de golf de Son Quint que, durante la fase de ejecución de las obras, sustituyó a los caminos históricos que unían el cementerio de la Vileta con Son Vida y que permanecía abierto al paso peatonal hasta ahora. Según la información de que dispone el departamento de Urbanismo de Cort, el estudio realizado por una ingeniera de Caminos recoge que la valla ha cerrado estos caminos públicos en cinco puntos.

Deja un comentario