SENDERISMO SIN BARRERAS.


SENDERISMO SIN BARRERAS.

 

Las personas con movilidad reducida ya pueden disfrutar de paseos por parajes y espacios naturales. Una asociación cultural y deportiva alcoyana, Caminos de Herradura, ha puesto en marcha un servicio único en la península que permitirá a personas mayores con movilidad reducida y discapacitos realizar rutas por la montaña a través de unas sillas adaptadas creadas por alumnos del instituto alcoyano de Cotes Baixes. El Ayuntamiento también ha puesto su granito de arena -600 euros- para darle un empujón al invento.

Senderismo sin barreras

El presidente de Caminos de Herradura, Juan Francisco Mariño, es el artífice de este proyecto. Según explica, «la idea de crear sillas especiales para acercar a los discapacitados al mundo natural, a través del gran número de senderos que tenemos en esta zona, nació hace cuatro años. Esta experiencia ya se desarrollaba en Canarias y se intentó impulsar en Aragón, pero no funcionó, por lo que podríamos decir que será un servicio único en la Comunitat y hasta incluso en la península».

La clave para que una iniciativa de estas características funcione, según explica Mariño, es la implicación de los voluntarios, por lo que está convencido que en Alcoy, gracias a asociaciones como Alcoi Solidari o 30 Charly Alpha, entre muchas otras, «estas rutas especiales por parajes como El Puig, La Serreta o El Castellar sí serán posibles».

Para que la idea de Mariño se convirtiera en una realidad ha contado con la colaboración del instituto Cotes Baixes de Alcoy, con experiencia en la creación de vehículos. Y es que el centro fabricó un coche capaz de recorrer hasta 136 kilómetros consumiendo un sólo litro de gasolina.

El director del instituto, Rafa Pérez, ha manifestado que «el proyecto nos resultó muy interesante dado que podíamos contribuir a ayudar a las personas con discapacidad, además tenía un carácter didáctico y entraba dentro de nuestras actividades».

En el desarrollo de las sillas adaptadas han participado cinco alumnos del departamento de mecanizado del centro y otros tantos del de automoción.

Ayer, durante la presentación del proyecto, el presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad de Alcoy (APDA), Francisco Canes, valoraba positivamente el servicio, destacando que «hay mucha gente que ha perdido la posibilidad de disfrutar de la naturaleza a raíz de un accidente y ahora puede recuperar una afición que daba por perdida».

El concejal de Deportes, Mario Santacreu, informaba de que el Ayuntamiento de Alcoy ha colaborado en la creación de esta primera silla adaptada con 600 euros, «aunque esperamos que no sea la única y podamos ampliar el número después de unos meses de prueba, y programar de cara al verano que viene rutas para personas mayores o con movilidad reducida».

 

 

Deja un comentario