Menú +
Menú +

UN CAMINO POR EL RIO TER PARA LLEGAR DEL PIRINEO AL MEDITERRANEO


Un camino por el río Ter para llegar del Pirineo al Mediterráneo

Cuatro años de trabajo y 600.000 euros han sido necesarios para ejecutar un proyecto acariciado desde hace varios años por el Consorcio Altba-Ter: abrir un camino que conectara el Pirineo con el mar Mediterráneo.

Por Redacción digital   digital@desnivel.es  

El camino se puede recorrer a pie o en bibicleta.


El camino se puede recorrer a pie o en bibicleta.


El río Ter nace en Ulldeter a 2.480 metros de altura, muy cerca de la población de Setcases, entra tímidamente en la provincia de Barcelona por la comarca de Osona, y desemboca en el Mediterráneo, al sur de la población de l’Estartit después de haber recorrido doscientos ocho kilómetros. El río ha sido y es fundamental en la economía y la historia de los territorios que atraviesa, y por eso, desde antiguo existió el proyecto de abrir un camino a lo largo de todo el río con el que descubrir toda la trascendencia que tienen estas aguas.

Cuatro años de trabajo y 600.000 euros han sido necesarios para ejecutar el proyecto acariciado desde hace varios años por el Consorcio Altba-Ter: abrir un camino que conectara el Pirineo con el mar Mediterráneo. El río Ter constituye la columna vertebral de este itinerario que se puede hacer a pie o en bicicleta, aunque en algunos casos, por motivos obvios, no coinciden.

La ruta senderista comienza en el refugio de Ull de Ter, a 2.236 metros de altitud, y llega hasta la desembocadura del Ter en la Costa Brava tras atravesar cuarenta municipios y recorrer 225 kilómetros. La ruta utiliza parte del sendero de Gran Recorrido GR 210, vías verdes, pistas forestales y caminos tradicionales. El tiempo para recorrer esta distancia se cifra entre ocho y doce días, dependiendo del entrenamiento del caminante.

Puente de Camprodon sobre el río Ter.


Puente de Camprodon sobre el río Ter.


Por su parte, la ruta cicloturista comienza en estación de esquí de Vallter 2000, a 2.150 metros de altura, y suma unos 204 kilómetros, aunque hay un tramo de 28 kilómetros entre Montesquiu y el núcleo de Borgonyà que está «cerrado» pero que se puede cubrir en tren.La ruta cicloturística utiliza como pistas forestales, vías verdes, caminos y carreteras secundarias.El recorrido concluye en la Gola del Ter.

Como guinda, el Consorcio ha diseñado cinco rutas temáticas que descubren al viajero la importancia histórica y cultural que tuvo y aún tiene el río Ter.

Estos itinerarios son la Ruta del patrimonio cultural y fluvial, con información sobre puentes, esclusas, colonias industriales, molinos y canales; la Ruta literaria, pensada para conocer el curso del río a través de la literatura que ha generado el Ter; la Ruta natural, que enseña uno de los patrimonios naturales más interesantes de Europa; la Ruta de las inundaciones, en la que se repasa la huella dejada por las grandes avenidas del cauce fluvial, y una Ruta gastronómica en la que se han implicado productores, industrias alimentarias y establecimientos de restauración.

Río Ter.


Río Ter.


Alba Ter ha puesto en marcha la web www.rutadelter.com con toda la información que necesita un viajero para recorrer cualquiera de los dos itinerarios: servicios, kilometraje, teléfonos de interés, etcétera. También ha publicado en colaboración con la Editorial Alpina un mapa guía con la descripción detallada de ambas rutas.

Grandes Espacios publicó en marzo del 2006 un reportaje sobre el Camí Vora Ter, GR 210, que fue el germen de este largo itinerario. Puedes consultar este reportaje aquí.

Deja un comentario