UPA EXIGE RECUPERAR VIAS PECUARIAS PARA EL PASTOREO Y LA TRASHUMANCIA


 

UPA exige con 2.000 ovejas y 100 ganaderos recuperar vías pecuarias para el pastoreo y la trashumancia

   La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Andalucía ha reivindicado este jueves la recuperación y la puesta en valor de las vías pecuarias para que continúe practicándose con normalidad la trashumancia y el pastoreo. Para ello, 2.000 ovejas y 100 ganaderos han recorrido once kilómetros por la A-301 (Úbeda-La Carolina, en Jaén), ante la imposibilidad de hacerlo por la vía pecuaria, eliminada desde la construcción del pantano del Giribaile.

   En el acto de protesta han estado presentes también el secretario general de UPA-A, Agustín Rodríguez, y el secretario de Ganadería de la organización en Jaén, José Antonio Torres, quienes han denunciado los problemas que conllevan "la ocupación sistemática de las vías pecuarias".

   "En este caso concreto, motivada por la construcción del embalse del Giribaile, que costó una fortuna, pero que no han reparado en no interrumpir la vía pecuaria. Algo tan fácil como sortear el embalse para que la trashumancia siga realizándose con normalidad y no tener que recorrer, cada vez que lo necesita el ganado, 11 kilómetros de carretera con el perjuicio que supone para los ganaderos, para los animales, que enferman en las pezuñas por el asfalto, y para la circulación", ha explicado Rodríguez.

   A su juicio, estas vías son imprescindibles para desarrollar la trashumancia y no se puede seguir ocupando cada vez que se construye una carretera o un embalse, a través de las fincas y las urbanizaciones enteras. En este sentido, ha recordado que se crearon en el siglo XIII para el paso del ganado y, por lo tanto, es un patrimonio de todos y, en especial, de los ganaderos.

   Por ello, ha insistido en que quien construya una infraestructura tiene que reparar en la obligación de no interrumpir la vía pecuaria, porque con lo único que conlleva es el consiguiente perjuicio que está cometiendo.

   Igualmente, ha lamentado que no se trata de un problema puntual, sino que prácticamente todas las vías pecuarias tienen interrupciones, por carreteras, por ocupación de fincas, sobre todo, o por embalses.  

UN PROBLEMA REAL

   "Este problema es una realidad. Solo por esta vía pecuaria, 60.000 cabezas de ganado practican la trashumancia dos veces todos los años, por lo tanto es un recorrido que no está en desuso. Además, es una forma ecológica de transportar el ganado y reduce costes, y son patrimonio de los ganaderos para que hagan una práctica de su actividad. Nadie tiene el derecho ni moral ni legal para cortar las vías pecuarias", ha incidido Rodríguez.

   Por su parte, el secretario de Ganadería de UPA-Jaén ha mostrado la indignación de quienes practican la trashumancia porque "sistemáticamente, año tras año", padecen estas circunstancias. Así, según ha precisado, llevan tres años obligados a trasladar el ganado durante once kilómetros por la A-301 por el pantano, con los perjuicios que se ocasionan tanto al tráfico como a las propias ovejas.

   "La trashumancia en la provincia de Jaén mantiene su arraigo y su práctica está extendida. Solo en la zona de Santiago de la Espada hay 60.000 cabezas de ganado. Por ello, reivindicamos un derecho nuestro adquirido en el siglo XIII", ha concluido Torres.

Deja un comentario