DEHESA Y TRASHUMANCIA EN EL SUR, UN LIBRO QUE REIVINDICA LA CONSERVACION DE LA DEHESA.


Un libro reivindica la conservación de la dehesa y su valor patrimonial.

Francisco Javier Domínguez liga el pasado del encinar con sus posibilidades de futuro.

F. J. Cantador / Córdoba | zoom

Juan Díaz, María Dolores González y Francisco Javier Domínguez ayer en Torrecampo. / Sánchez Ruiz.

El libro Dehesa y Trashumancia en el Sur. Las Fronteras de Andalucía, del redactor jefe de El Día de Córdoba, perteneciente a Grupo Joly, Francisco Javier Domínguez, es una forma de concienciar a la población de la necesidad de conservar este tipo de explotación agraria que está muy relacionada con todo el patrimonio cultural, etnológico y ambiental de Sierra Morena, según defiende su autor. El periodista nacido en Pozoblanco presentó ayer esta obra en el marco de la jornada La dehesa: un modelo de desarrollo sostenible, que se desarrolló en Torrecampo para dar a conocer las actividades que realiza el colectivo Dehesa Sostenible, que está integrado por grupos de desarrollo rural del Norte de Andalucía, entre los que se encuentra la Asociación Adroches –de Los Pedroches–.

Domínguez aborda en su libro  el legado cultural de la dehesa y su papel histórico para aglutinar las costumbres locales con la tradición de los ganaderos trashumantes del Norte de España que llegaban a la región en busca de pastos. El autor, que ha estudiado este ecosistema en Huelva, Sevilla, Córdoba, Badajoz y Ciudad Real, explicó que esa presencia de gente del Norte de España en las zona de dehesa cordobesa ha dejado, por ejemplo, en todos los pueblos un patrimonio histórico que influye en las tradiciones, la antropología e incluso el habla.

Domínguez indicó que este ecosistema ocupa en torno a un 40% de la superficie de la provincia, “que puede ser incluso similar a la del olivar”, por lo que “hay que luchar por su conservación al igual que hacemos con el patrimonio histórico ya que hay encinas que llegan a tener 500 años”. Por otra parte, destacó la importancia de concienciar a la ciudadanía sobre su conservación ambiental, ya que uno de los principales problemas que la afectan son la sobrecarga ganadera junto al síndrome de la seca del encinar.
En las jornadas, el delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, insistió en que ese tipo de explotación agraria es esencial para fijar la población al territorio, mientras que el presidente de Adroches, Juan Díaz, detalló que ese grupo de desarrollo rural cordobés ha llevado a cabo una campaña para concienciar a escolares sobre la conservación de la dehesa, entre otras acciones.

Deja un comentario