EL ANUNCIO DE LEGALIZACION DE CAÑADAS PROVOCA UN “EFECTO USURPADOR”


El anuncio de legalización de cañadas provoca un ‘efecto usurpador’.

  • Ecologistas en Acción consideran que las administraciones no son capaces de pararlo

Un ejemplo de usurpación de una vía pecuaria a la que se impide el acceso con una cancela.
  Un ejemplo de usurpación de una vía pecuaria a la que se impide el acceso con una cancela. · Autor: Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción ha dirigido un escrito a diversas autoridades medioambientales en el que da cuenta de lo que cabría calificar del ‘efecto llamada’ que ha provocado el anuncio de legalización de las construcciones existentes en algunas vías pecuarias de Jerez.

El escrito se fundamenta en un nuevo trabajo de campo desarrollado durante las últimas semanas en el que Ecologistas en Acción de Jerez demuestra con fotografías, las innumerables construcciones y cerramientos que se han edificado en los últimos meses.

En el escrito, dirigido a la delegada provincial de Medio Ambiente, Gema Araujo; a la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez; a la delegada de Medio Ambiente, África Becerra; o al delegado de Urbanismo, Juan Pedro Crisol, entre otros responsables políticos locales y provinciales, Ecologistas en Acción dicen textualmente que “fruto de los anuncios realizados sobre la posible legalización de las construcciones realizadas en las vías pecuarias en el término de Jerez, se ha desatado un proceso usurpador y constructivo que las administraciones no son capaces de parar”.

Añade Ecologistas que “la tónica general es que todo el mundo mira para otro lado”, insistiendo en que “la falta de conciencia del valor de lo público está haciendo pensar a la sociedad que lo mejor que se puede hacer con las vías pecuarias es venderlas a bajo precio y así se elimina el problema”.
El trabajo que ha realizado Ecologistas en Acción “hace un pequeño informe histórico de las mismas”, al que, como ya se ha apuntado se le ha añadido “una pequeña muestra del estado de algunas de las vías pecuarias existentes en nuestro término, plasmando los problemas más acuciantes que las acechan”.

Petición concreta.
Ante esta situación, Ecologistas solicita de las administraciones “que ejerzan sus competencias para que, de una vez por todas, se ponga freno a la usurpación de estos espacios que son de todos y se pongan en valor estos terrenos públicos para el uso y disfrute de toda la sociedad”.
Desde Ecologistas hacen también un llamamiento a las administraciones implicadas “para que hagan cumplir la normativa existente y se tomen las medidas necesarias para que no se pierdan para siempre estos espacios públicos”.

Ecologistas recuerda que hace ya muchos años que su organización inició una campaña para la recuperación de los espacios públicos que suponen las vías pecuarias. En concreto, señalan que “a finales de los 80 del pasado siglo, las cañadas sufrían un evidente estado de abandono y, fruto de ello, el proceso de usurpación para diversos usos era galopante”.

Aquella campaña hizo posible que la Administración autonómica iniciase un tímido proceso de recuperación que, a la vista de lo que sucede, no ha dado grandes resultados.

Extensa red de vías pecuarias con 525 kilómetros
Jerez cuenta en su amplio término municipal con una extensa red de vías pecuarias que, con una longitud aproximada de 525 kilómetros y una anchura media de 52 metros, ocupan una superficie de 3.089 hectáreas. “Todo un patrimonio común que es preciso conservar”, subraya Ecologistas en Acción. Sin embargo -puede leerse en el informe- las declaraciones y promesas de legalización realizadas desde las distintas administraciones han sido un acicate para que los que no creen en lo público hayan mantenido e incrementado las prácticas de ocupación y usurpación que en las últimas décadas se han visto multiplicadas. Desde Ecologistas se reconoce la existencia de un problema social y humano, “al que no somos ajenos e insensibles y que afecta a muchas familias que tienen su única residencia construida en una vía pecuaria”. Añade el informe que están de acuerdo que ello requiere una solución “justa y razonable” que al entender de Ecologistas “pasa por ser respetuosos con la legalidad vigente debiendo compatibilizar los intereses de todos y respetar en todo caso el mantenimiento del dominio público, en cuanto a bien inalienable”. Ecologistas recuerda que buena parte de la permisividad y la falta de control de las administraciones implicadas es lo que ha permitido que el problema crezca y perdure en el tiempo. Por ello, desde Ecologistas se insiste en que “la anunciada legalización de las viviendas construidas en vías pecuarias debe ir acompañada de medidas que garanticen un trazado alternativo a las mismas”.

Deja un comentario