Menú +
Menú +

EL CLUB CICLISTA LA ESCALADA, REIVINDICA EL USO PUBLICO DEL CAMINO DE LOS FRAILES



EN LA PUEBLA DE CAZALLA EL CLUB CICLISTA LA ESCALADA REIVINDICA EL USO PÚBLICO DEL CAMINO DE LOS FRAILES


 


Como ya se venía anunciando a través de distintos medios, y entre ellos las páginas del Blog Morisco, nuestros amigos del Club Ciclista la Escalada, en el marco de la realización de una de sus programadas actividades deportivas, el pasado domingo día 13 llevarón a cabo una concentración ante la valla colocada en el camino de los Frailes de nuestro término (ver entrada del blog correspondiente al 17 de septiembre) para reivindicar el mantenimiento del uso público y libre tránsito por dicho camino tal y como desde tiempo inmemorial se ha venido haciendo en La Puebla de Cazalla.





Ciclistas en la marcha accediendo al carril de los Frailes. Al fondo el cerro Juan de Arenas


El origen de la marcha y concentración se remonta al acto unilateral del propietario agrícola de los terrenos circundantes al camino, de vallar la entrada del mismo de modo que se pretende impedir el libre acceso y el tránsito entre la presa y la Junta de los Ríos, todo ello con el consiguiente perjuicio para todos los que hasta ahora y desde que hay memoria, venían haciendo un libre uso del mismo: pastores, esparragueros, senderistas, excursionistas, ciclistas y, cómo no, otros propietarios de la zona que con razón se sienten perjudicados por una medida que tiene una escasa fundamentación en la legalidad vigente y que por más se ha hecho a las bravas sin reparar en el daño que se causaba.






Ciclistas concentrados ante la valla que pretende cerrar el camino y urtarlo al uso público


Recordarán los muchos amigos que nos siguen, que en un primer momento la valla se colocó en un espacio que se correspondía con un tramo de la vía pecuaria de la vereda de la Boyera, que en la zona se superpone con el carril de los Frailes, y era tan manifiestamente ilegal la ocupación de la vía pecuaria pública con la obra realizada, que el autor de la misma se ha visto obligado a rectificar y ha procedido a retranquear la valla unos cuantos metros, sin embargo, la opinión generalizada de cuantos han podido verla en su nueva ubicación más trasera, es que con ello no se ha evitado la presunta ocupación ilegal de terreno público por una simple razón y es que estando por deslindar la vereda de la Boyera, hasta que no se efectúe oficialmente dicha operación por la administración correspondiente, nadie está autorizado para señalar por su cuenta por dónde transcurría o por dónde no transcurría la vereda y, por tanto, a construir ninguna edificación en un terreno que eventualmente podría resultar con posterioridad de titularidad pública una vez delindada ésta.






Abriendo la valla y dejando libre el camino


Por otra parte y conociendo ya las actuaciones que está llevando a cabo nuestro Ayuntamiento en esta materia que algunos lectores del blog que parecen bien informados han tenido la amabilidad de compartir con todos, es difícil pensar que el propietario que ha ordenado la construcción de la valla cuente con el permiso municipal para hacerlo, y suponemos que una obra de esta naturaleza, como cualquiera que se haga en el término de nuestro pueblo, requiere de su pertinente licencia y del abono de las tasas correspondientes para que sea del todo legal ¿quiere ello decir entonces que sobre la presunta ilegalidad que ya hemos comentado, el propietario que la ha construido está incurriendo en una nueva ilegalidad cual es carecer de licencia municipal de obras? Si fuera así su pretensión de cerrar el camino no solo sería doblemenete ilegítima sino que estaría incurriendo en el riesgo de una doble sanción por tal motivo.





Cartel que recoge el montante de la inversión pública efectuada en el acondicionamiento del camino de los Frailes



Otra prueba más de los vínculos con el patrimonio común que este camino ha tenido secularmente, la encontramos en el programa de inversiones de caminos públicos que diversas instituciones pusieron en su momento en marcha y cuyo expediente administrativo ha de guardar en sus archivos el Ayuntamiento de La Puebla de Cazalla, en dicho programa se contemplaba una importante inversión económica cuyo requisito era que se realizara precisamente en el arreglo de un camino público, como también lo es el del Arenal que figuraba junto con el de los Frailes en dicho programa de inversiones, por consiguiente si en su día este camino fue reconocido como público para que pudiera accederse a su arreglo, debe haber una base jurídica que lo sostenga y que en su momento el personal técnico municipal refrendara como tal; y quizás sea por esta razón por la que el cartelón recogido en la fotografía de arriba, ha desaparecido misteriosamente de su emplazamiento al inico del camino en su margen derecha conforme nos adentramos en él, quizás con el propósito, torpe desde luego, de hacer que se olvide lo que acabamos de comentar.


En definitiva, debemos oponernos todo el pueblo al emplazamiento de esa valla porque socava el derecho de paso por el camino de los Frailes, pero sobre esto debemos oponernos más porque ha sido un acto arbitrario posiblemente cometido sin los necesarios permisos municipales, lo que entre otras cosas ya dejaría entrever la poca confianza del autor del atropello en la naturaleza correcta de su acto. Y para terminar, queremos saludar calurosamente a los amigos del Club Ciclista La Escalada y mostrarles la solidaridad y el apoyo total del Blog Morisco en sus acciones reivindicativas, ofreciéndoles al mismo tiempo nuestra total disposición a colaborar en este noble empeño de defender el patrimonio común de todos los moriscos pues el paso por este camino debe ser tan libre como lo ha sido toda la vida de Dios.

Deja un comentario