IMPIDEN EL PASO A UN CAMINO PUBLICO A LA D.G. DE PATRIMONIO, ALCALDES Y CONCEJALES


NOTA DE PRENSA DE LA SOCIEDAD CAMINERA.
 
LA PROPIEDAD DE LA ISABELA  IMPIDE EL ACCESO AL CAMINO PUBLICO DE LA PRESA DEL GASCO A LA DIRECTORA GENERAL DE PATRIMONIO Y SU EQUIPO, A LOS ALCALDES DE TORRELODONES Y HOYO DE MANZANARES Y A OCHO CONCEJALES DE GALAPAGAR, TORRELODONES, HOYO Y LAS ROZAS.
 
La Delegación iba a visitar la Presa del Gasco para  iniciar su declaración como Bien de Interés Cultural. Pese a estar anunciada la visita el Ayuntamiento de Las Rozas no consideró oportuna ninguna gestión con la propiedad de La Isabela para facilitar el acceso. Guardas jurados impidieron el paso por el camino de La Isabela. Pese a estar presentes dos concejales de Las Rozas, incluida la responsable de Medio Ambiente, no quisieron hacer ninguna gestión, ni llamar a su Alcalde. Finalmente, para evitar más tensión, la Delegación llego a la Presa pasando por el fondo del Canal de Guadarrama.
 
 
Ayer, 6 de junio, se ha producido un hecho inédito en nuestra sierra. Un propietario particular ha impedido el paso por un camino público a una Delegación de la Dirección General de Patrimonio de la CAM, encabezada por la Directora General de Patrimonio, y a varios alcaldes y concejales de la zona que pretendían inspeccionar la Presa del Gasco y el Canal de Guadarrama para su Declaración como Bien de Interés Cultural.  La visita responde a los Acuerdos, tomados por unanimidad, por los Ayuntamientos de Torrelodones, Las Rozas y Galapagar solicitando esa Declaración.
 
Un total de 17 personas, entre Alcaldes, Concejales y responsables de la DGP, acompañados de varios técnicos y del Presidente de la Sociedad Caminera, asociación promotora de la propuesta del BIC, tenían previsto visitar los restos para iniciar el expediente de BIC. Al llegar al tramo del camino de La Isabela en Las Rozas, se encontraron con una valla metálica, cruzada con una viga de hierro soldado, que impedía el paso. Al intentar pasar por su lateral guardas de la finca les prohibieron el paso, aduciendo ordenes del propietario, que, trasladaron, pedía que se solicitara autorización por escrito. No sirvieron para nada las explicaciones de la Delegación, sorprendida tanto por la actuación del propietario como por el silencio de los representantes municipales de Las Rozas que se marginaron de la discusión y que no quisieron realizar ninguna gestión con su Alcalde.
 
Hay que recordar que ya en el año 2010 el Ayuntamiento de Torrelodones, como consecuencia de una denuncia de la Sociedad Caminera, abrió el histórico camino en su termino municipal y que el anterior gobierno municipal de Las Rozas, también por denuncia caminera, acordó por Pleno la recuperación y apertura del camino en el tramo de La Isabela. Incluso se emitió un Decreto del anterior Alcalde dando un plazo de 15 días a la propiedad para derribar la puerta que impide el paso a los vecinos por no contar con la preceptiva autorización municipal. Las elecciones municipales impidieron su cumplimiento y el nuevo equipo municipal, del PP como el anterior, esta retrasando la reapertura pese a los requerimientos del PSOE roceño y de las preguntas del resto de la oposición.
 
La kafkiana situación, absolutamente inédita en la Sierra, según algunos de los asistentes, supone una ofensa a los representantes legales de todos los pueblos presentes sospechando que la intención era boicotear la visita e impedir la tramitación del BIC. Los asistentes optaron por evitar controversias pero cumplir con su objetivo, decidiendo acceder a la presa a través del foso del canal, que legalmente es dominio público hidráulico.
 
Así pudieron llegar hasta la presa y evaluar su importancia como muestra de un magno proyecto de la Ilustración española merecedor de su conservación y puesta en valor para los ciudadanos madrileños.
 
La Sociedad Caminera del Real de Manzanares  lamenta estas maniobras incívicas e irrespetuosas con los representantes de nuestros pueblos y de la Comunidad de Madrid. Estas actuaciones deberían estar superadas en los tiempos democráticos actuales y hacen pensar en connivencias y complicidades silenciosas con los grandes propietarios locales, priorizando sus intereses particulares sobre los generales de los vecinos y de los ciudadanos madrileños.
 
Desde hace tres años los vecinos de Molino de la Hoz vienen reclamando poder volver a pasear por el histórico camino, encontrándose con una cerrazón total por parte de la propiedad y sin encontrar respuesta a sus peticiones y quejas por parte del Ayuntamiento.
 
Si el Ayuntamiento de Las Rozas hubiese ya cumplido el Acuerdo Municipal de Pleno del año 2010, único legal hasta la fecha, ningún propietario se consideraría por encima de la Ley. La Disciplina Urbanística nos afecta a todos y todos debemos acatarla. Si un propietario pone una valla sin licencia, ni permiso municipal, es no solo derecho, sino deber municipal el imponer la correspondiente sanción y derribar la obra ilegal. Habría que preguntar a los responsables del municipio de Las Rozas por las razones, por las cuales después de casi dos años siguen sin cumplirse los acuerdos municipales.
 
La Sociedad Caminera volverá a requerir al Ayuntamiento de Las Rozas para que se reabra el camino como patrimonio publico de todos los ciudadanos.

Deja un comentario