Menú +
Menú +

LA COMUNIDAD QUIERE QUITAR LOS QUIOSCOS DE LA PEDRIZA

Manzanares el Real , 12 jun (EFE).- Once quioscos y cinco almacenes construidos en La Pedriza y en su entrada por el Tranco, en zona urbana de Manzanares el Real, tendrán que desaparecer si prosperan los expedientes abiertos hace un año por la Comunidad de Madrid.

“Hay unos quioscos (construidos) en vía pecuaria que no tienen concesión administrativa, por lo que entendemos que están en una situación ilegal”, explica a Efe el director general de Agricultura y Ganadería de la Comunidad de Madrid, José Luis Sanz.

Por eso, su departamento ha iniciado un procedimiento administrativo para recuperar “de oficio” los terrenos que están en “dominio público pecuario” y “ocupan” esos quioscos, en algunos casos desde hace más de cincuenta años.

El proceso administrativo se encuentra muy avanzado. Tras la notificación del procedimiento por parte de la consejería que dirige Jaime González Taboada, ha habido una primera fase de alegaciones en la que los dueños de los locales han podido aportar documentación para intentar acreditar que tienen una concesión administrativa para estar allí.

No obstante, el director de Vías Pecuarias adelanta que en los archivos de Medio Ambiente no consta autorización alguna.

No todos los quioscos están en la misma situación: unos está cerrados desde hace años y otros no; una parte está en zona de Parque Nacional y otra en Parque Regional; y muchos de ellos están a solo unos metros del río, hecho suficiente para que la Confederación Hidrográfica del Tajo, del Ministerio de Medio Ambiente, que es quien tiene competencia en aguas fluviales, los hubiera desterrado.

Ecologistas en Acción, que lleva años reclamando a la Comunidad de Madrid la retirada de los quioscos de La Pedriza, aplaude la medida, y advierte de que estará vigilante para que no sean sustituidos por otros.

“En ningún caso se debería haber dejado construir los chiringuitos. Son instalaciones ilegales”, señala a Efe Ángeles Nieto, de Ecologistas en Acción.

La organización de defensa ambiental considera que “el primer responsable” de la situación es el Ayuntamiento de Manzanares. “Durante años (los sucesivos gobiernos municipales) han hecho la vista gorda y han mirado para otro lado”, añade Nieto.

En declaraciones a Efe, el alcalde de Manzanares el Real, Oscar Cerezal (PSOE), habla de “vacío legal” y recuerda que es una situación que se remonta a decenas de años, sostiene que el Consistorio no tiene competencias sobre vías pecuarias y asegura que no ha pedido a la Comunidad que se tiren.

Por el contrario, el regidor afirma que el Ayuntamiento está “mediando” para buscar una solución a la demolición de “algunos quioscos”.

El asunto se trató en el último pleno municipal y en el pueblo, donde hay división de opiniones, varios comercios recogen firmas de apoyo a los quiosqueros, entre los que hay quien no descarta llevar el contencioso a los tribunales.

“Llevamos años intentando regularizar los quioscos y ahora nos quieren echar sin más”, lamenta Raimundo, del quiosco Torrero, en el descansadero de Canto Cochino. Su mujer, Mar, lo “heredó” hace 52 años de sus padres, que lo abrieron para dar de comer a los repobladores de pinos.

Jesusa Díaz y Francisco Rojo llevan 30 años al frente de El Peñote. Compraron hace 30 años el chiringuito, situado al final de la avenida de La Pedriza, a unos metros del Parque Nacional.

Diaz asegura que siempre ha pagado la contribución municipal, por lo que considera que si tiene que cerrar tendría que ser el Ayuntamiento quien costee el derribo y restituya la zona.

El dueño del quiosco La Foca, David, afirma que demolerá su quiosco, pero pide a la Administración regional que le permita ponerlo en otro sitio que no sea vía pecuaria.

Todos ellos desconfían de la Consejería de Medio Ambiente y temen que les quiten a ellos para poner a otros.

El director de Vías Pecuarias considera que los quioscos “ilegales” hacen “competencia desleal” a los dos restaurantes y otros bares de Manzanares que sí tienen concesión administrativa para ello.

Desde la declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, que incluye a La Pedriza, la Comunidad de Madrid ha permitido abrir La Majada, unos antiguos barracones en las inmediaciones del aparcamiento de Canto Cochino.

El concurso fue adjudicado a la empresa Ednya, que arregló los barracones y lo puso en marcha hace dos años como centro de divulgación y promoción del Parque.

Ecologistas en Acción impugnó el concurso tras detectar irregularidades, por lo que se tiene que repetir y entretanto lo sigue gestionando dicha empresa.

La retirada de los quioscos se suma a las medidas que implantó el año pasado la Comunidad de Madrid, de acuerdo con el Ayuntamiento de Manzanares, el Seprona, agentes forestales y grupos ecologistas, para proteger y conservar la zona debido al impacto de bañistas y excursionistas.

Las prohibiciones establecidas afectan al baño en charcas y pozas del río y al número de vehículos que puede acceder al parque.

El año pasado se impusieron 39 multas por bañarse y seis por restricciones al aparcamiento. EFE

jcf

Deja un comentario