Menú +
Menú +

LA VIA VERDE DE LA SENDA DEL OSO SE ESTIRA 9 KILOMETROS


La Vía Verde de la Senda del Oso se estira nueve kilómetros.

La Senda del Oso, una de las vías verdes más populares de España, ha crecido casi nueve kilómetros gracias a la inversión de 1.043.192 euros del Programa Caminos Naturales del Ministerio de Medio Ambiente.

Grandes Espacios

La Senda del Oso atraviesa un paisaje de excepcional belleza.

La Senda del Oso atraviesa un paisaje de excepcional belleza. (Fundación de Ferrocarriles Españoles)

Los aficionados al excursionismo y al cicloturismo de Asturias la conocen muy bien, y también del resto de España, ya que además de ser una de las vías verdes mas espléndidas de nuestra geografía, también fue una de las primeras que se prepararon para ser disfrutadas caminando o a bordo de una bicicleta.

La Senda del Oso utiliza el trazado del viejo tren minero de Teverga y Quirós. En realidad de dos. El primero, que data de 1874, enlazaba las minas de hierro y carbón del valle de Quirós con la estación de Trubia, sumando 30 kilómetros. A este trazado se incorporó un ramal de 10 kilómetros que, desde Caranga de Abajo, enlazaba con las minas de Teverga, componiendo un trazado en forma de Y. Ambos ferrocarriles fueron cerrados en 1964.

El tramo que se acaba de inaugurar tiene una longitud de 8,7 kilómetros, ampliando el itinerario actual entre Entrago, en el extremo sur, y Cueva Huerta. La ampliación ha costado 1.043.192 euros que han sido desembolsados por el Ministerio de Medio Ambiente a cargo del Programa Caminos Naturales.

Las actuaciones han consistido en el acondicionamiento del firme. También se han recuperado varias fuentes y lavaderos antiguos y se ha colocado una barandilla a lo largo de todo el camino.

Este tramo de la Senda del Oso discurre íntegramente por terrenos del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, un espacio protegido que contiene una notable riqueza vegetal con importantes bosques robles, castaños, hayas y abedules. Este parque es de vital importancia para la conservación de dos especies en peligro de extinción como el oso y el urogallo cantábrico.

En Trubia, utilizando caminos rurales, la Senda del Oso conecta con la Vía Verde de Fuso, que sigue el trazado ferroviario original hasta Oviedo. Así, el viajero, a pie o en bici, puede completar un recorrido exclusivo de más de setenta kilómetros por un paisaje soberbio

Deja un comentario