Retención de un pastor y su rebaño en la Colada de los Torrijales, Posadas

En Posadas -Cordoba-  se repite la misma historia que recientemente en Madrid.



Hace unos días, aparecía en los medios de comunicación la noticia sobre el rebaño de ovejas y sus pastores, retenidos en la Casa de Campo hasta que pudiesen pasar por el centro de Madrid, realizando la trashumancia, como vienen haciendo desde hace muchos años. Un modelo de gestión ganadero que aprovecha los recursos de la renovación de pastos para alimentar al ganado, y que se ha visto mermado en el nº de ganaderías que transitan por esas Veredas de Carne. Caminos públicos, por donde han pasado generaciones de personas y por donde han pastado ganados.

Hoy, aquí en Córdoba se repite la misma imagen del ganado detenido, 58 cabezas de ovino y la de su pastor Salvador Nieto, y el mismo dice que se encuentra desesperado, desatendido, desahuciado y retenido por otra injusticia más, y todo derivado de la nefasta acción de la cosa pública, que vuelve a ser (débil con el fuerte y fuerte con el débil). Salvador es una persona joven, padre de tres hijos de corta edad, y lleva cuatro días retenido allí, esperando que un juez vaya y abra el camino y haga justicia.

¿Cómo es posible que la administración siendo conocedora de esta situación no ha hecho nada más que alinearse con el fuerte?

En este caso con la nueva propiedad (una vez más el grupo Sanchez Ramade), y por lo que se ve, ésta, ahora tiene más privilegios que los anteriores dueños que respetaban que el ganado pasara por donde siempre había pasado.

Deja un comentario